Manila​ (VNA) – El grupo islamista radical filipino Abu Sayyaf amenazó con decapitar otros tres rehenes secuestrados en este país sudesteasiático, tras ejecutar el pasado 25 de abril al canadiense John Ridsdel.

El grupo Abu Sayyaf secuestró cuatro turistas extranjeros el 21 de septiembre de 2015 en la isla Samai del archipiélago filipino (Fuente: calgarysun.com)


En un video difundido hoy, el canadiense Robert Hall, el noruego Kjartan Sekkingstad y su novia filipina Marites Flor, compañeros de secuestro del asesinado John Ridsdel, pidieron a los gobiernos de Canadá y Filipinas y a sus familias “cumplir con las exigencias” de Abu Sayyaf, pero no precisaron más detalles.

Kjartan Sekkingstad dijo que ellos enfrentan riesgos de ser ejecutados como John Ridsdel hace unos días.

John Ridsdel, de 68 años, fue capturado el 21 de septiembre de 2015 junto con otros tres turistas por el grupo extremista Abu Sayyaf en la isla Samai del archipiélago filipino.

El grupo amenazó con matar a uno de los rehenes si las autoridades no pagaban el rescate de seis millones 200 mil dólares para cada uno de ellos antes de las 15:00 hora local del 25 de abril.

Al no recibir el rescate, los radicales islamistas ejecutaron ese mismo día a Ridsdel y dejaron su cabeza en una bolsa de plástico en la isla de Jolo, en la provincia sureña de Sulu, donde se cree que han permanecido.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, se comprometió a eliminar el grupo yihadista Abu Sayyaf. Tanto el gobierno filipino como el canadiense afirmaron públicamente que no negociarán con terroristas.

De acuerdo con el mandatario filipino, los mencionados tres rehenes están retenidos en la madriguera de Abu Sayyaf en la isla de Jolo, a más de mil kilómetros al sur de Manila. – VNA