Hanoi (VNA) - La continuada construcción por China, que ha cambiado el status quo del archipiélago vietnamita de Hoang Sa (Paracel), y la organización de viajes a esa zona, pese a las preocupaciones de Vietnam y de la comunidad internacional, violan gravemente la soberanía vietnamita sobre esas islas. 

El portavoz de la Cancillería de Vietnam, Le Hai Binh (Fuente: VNA)


El portavoz de la Cancillería, Le Hai Binh, hizo ayer tal declaración al responder a preguntas acerca de la postura vietnamita sobre las acciones recientes de Beijing en Hoang Sa, como el transporte de 300 turistas a la isla Oc Hoa por un barco de 10 mil toneladas, la edificación de un aeropuerto con una pista de aterrizaje de 3,5 kilómetros en la isla Cay (Tree Island) y la invasión del mar en las islas de An Vinh (Amphitrite). 

Esos actos van en contra de las percepciones comunes de los líderes de alto nivel entre los dos países, que infringen el acuerdo sobre los principios básicos para la solución de las cuestiones marítimas, y afectan negativamente a las relaciones bilaterales, anotó. 

Asimismo, violan el derecho internacional, incluida la Declaración sobre Conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) firmado en 2002 entre la ASEAN y China, y provocan tensiones en la región, dijo. 

Vietnam rechazó enérgicamente los actos mencionados de Beijing y exhortó a China a cesar de inmediato y evitar cualquier acto similar, en respeto a la soberanía vietnamita y a las leyes internacionales, así como a emprender acciones prácticas en contribución al desarrollo de la amistad y cooperación entre ambas naciones, y al mantenimiento de la paz y estabilidad en el Mar el Este, destacó. 

Vietnam afirma una vez más su soberanía indiscutible sobre los archipiélagos de Hoang Sa y Truong Sa (Spratly), declaró. 

Respondiendo a preguntas sobre los ataques de barcos chinos contra pescadores vietnamitas, Hai Binh subrayó que Vietnam se opone a las conductas inhumanas, el uso o la amenaza del uso de la fuerza contra sus ciudadanos, ya que son inaceptables en cualquier circunstancia. 

Cuando faenaba en las aguas de Hoang Sa - su caladero tradicional -, el pesquero vietnamita QNA 91939 TS, de la provincia central de Quang Nam, con 10 tripulantes a bordo, fue intimidado y apropiado de varios bienes por el barco chino 46101. 

Esas acciones violaron la soberanía vietnamita sobre ese archipiélago, el derecho internacional, así como el espíritu de la DOC, afirmó el vocero. 

Vietnam exigió a China poner fin inmediatamente esas acciones, investigar y sancionar a los involucrados, y al mismo tiempo, recompensar a los pescadores vietnamitas y evitar la repetición de actos similares. – VNA