Tokio (VNA) – La policía de Japón confirmó la coincidencia del ADN del sospecho con la muestra encontrada en el cuerpo de la niña vietnamita Le Thi Nhat Linh, asesinada a fines de marzo pasado en el país norteasiático, según la prensa local.
Shibuya Yasumasa. (Fuente: Kyodo)

Las autoridades niponas detuvieron este viernes a Shibuya Yasumasa, por sospechar su vinculación con la muerte de la pequeña, alumna de la escuela secundaria Mutsumi, cuyo cadáver fue encontrado el 24 de marzo en una orilla ribereña en la ciudad de Akibo, en la prefectura de Chiba.

Los investigadores descubrieron la coincidencia del ADN de Yasumasa, residente de Matsudo, una localidad cercana a la casa de la desafortunada, con la muestra recolectada en la escena donde se encontró el cuerpo sin vida de Nhat Linh.

Además, justo en la noche de la desaparición de Linh, cámaras de vigilante en esa área reportaron la imagen de uno de los dos automóviles poseídos por Shibuya; y en ese sentido, la policía investiga el itinerario del sospechoso en aquel momento.

Durante un interrogatorio voluntario antes de su arresto, el sujeto ofreció información totalmente contraria con imágenes captadas por las cámaras.

Numerosas fuentes informaron a la policía que la noche del 24 de marzo, el vehículo de Shibuya no quedó en el lugar de parada habitual.

Las autoridades revelaron que las cámaras también registraron al mediodía de ese día un automóvil –más pequeño que el utilizado usualmente por el sospechoso– dando vueltas por esa área.

La noche del mismo día la imagen de ese vehículo todavía no identificado también fue captada alrededor del sitio donde se encontró el cadáver.

Shibuya fue voluntario en un programa dedicado a garantizar la seguridad para los alumnos en su itinerario a la escuela, pero la institución educativa Mutsumi afirmó que el sujeto no participó en esa actividad la mañana del 24 de marzo pasado.

La noche del mismo día el coche más pequeño de ese hombre no quedó en el área de parada, y Shibuya tampoco asistió a la búsqueda de Nhat Linh.

Según medios de comunicación locales, allegados de la víctima llegaron hoy a Japón.

El padre de la víctima, Le Anh Hao, dijo a la prensa que todavía no se puede confirmar la identidad del culpable y expresó su deseo de que las autoridades lleven al delincuente a la justicia lo más pronto posible. – VNA