Manila (VNA) - El tifón Nock-Ten, tras su azote por las provincias sureñas de Filipinas el día de la Navidad, dejó como saldo al menos tres personas muertas, según fuentes oficiales.
 
El tifón Nock-Ten azota el pueblo Polangui, en la provincia de Albay (Fuente: EPA/VNA)

Una pareja anciana se ahogaron en río, mientras que un hombre de 57 años de edad murió aplastado por una pared que se derrumbó a causa de la tormenta, informó Al Francis Bichara, gobernador de la provincia de Albay, en la isla de Luzón.

El fenómeno también causó apagón en toda Albay y las provincias vecinas.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres de Filipinas, más de 383 mil personas fueron evacuadas por Nock-Ten.

Unos 20 ciclones azotan Filipinas cada año, y la mayoría de ellos provocan daños muy graves. En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más potentes de la historia, causó más de siete mil muertos y desaparecidos en la región central del país. – VNA