Can Tho, Vietnam (VNA) - Alemania está interesada en proyectos de adaptación a la variación climática en el Delta del río Mekong, expresó Edelgard Bulmahn, vicepresidenta del Parlamento Federal alemán. 

Edelgard Bulmahn en una reunión de trabajo en ciudad vietnamita de Can Tho (Fuente: VNA)


En una reunión de trabajo aquí la víspera con la Dirección del Sudoeste de Vietnam, Bulmahn valoró el papel del Delta del Mekong en la producción de alimentos y la exportación de arroz, y expresó su impresión ante los resultados de proyectos de gestión costera en esa región. 

El Gobierno alemán presta especial atención a temas relacionados con el cambio climático y decidió en el período de 1999-2000 desarrollar la energía renovable para reducir los factores que provocan ese fenómeno, indicó. 

La energía renovable representa hasta el 30 por ciento de la generación de electricidad del país europeo, dijo y agregó que Alemania está dispuesta a cooperar con otras naciones, incluido Vietnam, en ese dominio. 

Los retos que enfrenta el Delta del Mekong no son sólo de Vietnam, sino también de la comunidad internacional, lo que según Bulmahn, requiere la participación de científicos nacionales y extranjeros. 

De acuerdo con Nguyen Quoc Viet, subjefe de la Dirección del Sudoeste, la región ha sufrido en los últimos años severos impactos por el cambio climático y el aumento del nivel del mar, que afectan la producción agrícola local y otros sectores económicos, así como la infraestructura de transporte y el sistema de irrigación. 

La grave seguía y penetración del mar en la temporada seca de 2016 causaron daños a 10 de las 13 localidades del Delta del Mekong, lo que resultó en la escasez de agua para al menos 290 mil familias y en una pérdida económica de más de 675 millones de dólares. 

El Gobierno vietnamita ha promulgado una serie de medidas para hacer frente al cambio climático en todo el país, y el Delta del Mekong está completando un mecanismo de coordinación regional, especialmente en la planificación y construcción de obras de transporte y riego, control de nivel de salinidad, gestión forestal y protección de zonas costeras. 

Mediante la Agencia de Cooperación Internacional Alemana (GIZ), la región también está implementando un proyecto para mejorar la resiliencia al cambio climático y un programa de gestión de áreas costeras para apoyar a las localidades en el desarrollo de modelos adaptables de agricultura. – VNA