Hanoi, (VNA)- La participación del Ejército en las actividades económicas con fines de defensa apoya las misiones no solo de defensa sino también del desarrollo socioeconómico nacional.

El viceministro de Defensa de Vietnam, coronel general Nguyen Chi Vinh (Fuente: VNA)


El viceministro de Defensa de Vietnam, coronel general Nguyen Chi Vinh, reafirmó tal postura en una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA) en torno a la combinación estrecha entre las tareas referentes a la economía y la defensa y también a la gestión y el uso de terrenos con fines de defensa.

Desde su fundación hasta la fecha, continuó, las fuerzas armadas nacionales han cumplido siempre las instrucciones del Presidente Ho Chi Minh en el sentido de que un ejército combativo desempeña a la vez funciones de una fuerza de trabajo y de producción.

Añadió que en cada período, esas funciones se manifiestan a través de formas, modelos y niveles diferentes, dependiendo de las demandas de desarrollo socioeconómico y la situación nacional.

En el transcurso del tiempo, diferentes empresas militares han aplicado avances científicos y tecnológicos en la producción de armamentos con el fin de equipar a las fuerzas armadas y también de contribuir al progreso del país.

Últimamente la Comisión Militar Central del Partido Comunista de Vietnam (PCV) realizó la planificación de las compañías militares basadas en los requisitos de combinar actividades comerciales con las misiones de defensa, cumplir los planes gubernamentales sobre la reestructuración y también las leyes y regulaciones del Estado.

De unas 200 empresas pertinentes en años anteriores, el Ministerio de Defensa cuenta hoy día con un poco más de 80 unidades, precisó y agregó que la cartera planeó disminuir esa cantidad a 17, en cumplimiento de las resoluciones del cuarto pleno del Comité Central del PCV del XI mandato.

Citó como ejemplos algunas de las entidades destacadas en el cumplimiento de las tareas económicas y de defensa, tales como los grupos económicos de defensa en áreas fronterizas, unidades que no solo participan en la demarcación fronteriza y la salvaguarda de los hitos limítrofes, sino también en la fundación de zonas económicas centralizadas en la frontera.

Por otro lado, resaltó las labores de las unidades de ingeniería militar en la construcción de los sistemas subterráneos, así como en la salvaguarda del archipiélago de Truong Sa y la contribución a las actividades económicas en el Mar del Este por parte de los marinos en Tan Cang.

[Viceprimer ministro de Vietnam reitera política de integración económica internacional]

Al referirse a la construcción del campo de golf al lado del aeropuerto Tan Son Nhat en Ciudad Ho Chi Minh, el jefe castrense descartó la información de que su cartera emitió una instrucción para la inspección de todos los terrenos dedicados a fines de defensa en la mayor urbe sureña del país.

Agregó que sólo se realizará la inspección en unidades que violen las normas sobre el uso del terreno con fines de defensa.

Afirmó que cuando el Gobierno retire su permiso aprobado hace 10 años que autorizó aprovechar el terreno ocioso a favor del desarrollo socioeconómico o en caso de la exigencia de cumplir misiones de defensa, ese terreno será confiscado incondicionalmente. 

El Ministerio de Defensa organizó en varias ocasiones grupos dedicados al examen de la construcción y el funcionamiento del campo de golf, con la participación de funcionarios de diferentes órganos, representantes militares y también de diputados, quienes confirman que la construcción del campo de golf cumple las leyes y las normas concernientes.

La cartera de Defensa está dispuesta a negociar con el inversor del proyecto de golf para retirar ese terreno y transferirlo al Gobierno en caso de que haya necesidad de ampliar el aeropuerto Tan Son Nhat, por los intereses comunes del Estado y el Ejército, recalcó.

Reafirmó también la disposición del ejército de transferir al Gobierno otros terrenos sin necesidad de uso inmediato para contribuir al progreso socioeconómico nacional y sólo en casos de imperiosa necesidad, solicitará la reutilización de esos suelos.

Pese a que las tierras destinadas a fines de defensa son suelos nacionales, esos espacios tienen sus propias características al igual que los dedicados a fines económicos, agrícolas y de desarrollo urbano, notificó.

La mayoría de ellos se utiliza para misiones combativas y solo una parte se destina a fines económicos con el fin de elevar las condiciones de vida de los combatientes y fomentar las potencialidades de las unidades militares. 

Sin embargo, la Comisión Militar Central adoptó la política de suspender temporalmente el cambio de uso de terrenos con fines de defensa, actividad que solo se realiza con cautela en casos de imperiosa necesidad.