Hanoi (VNA). La Asamblea Nacional (AN- Parlamento) de Vietnam de la XIV legislatura está determinada a continuar las reformas para mejorar sus operaciones, a fin de convertir en un órgano unido y creativo, que actúa por los intereses del pueblo, el honor y el orgullo de la nación, y el desarrollo sostenible del país.

La clausura del primer período de sesiones parlamentarias, XIV legislatura (Fuente:VNA)


La presidenta de la AN, Nguyen Thi Kim Ngan, hizo ese compromiso en el acto de asunción de cargo en el primer período de sesiones parlamentarias, concluido ayer en Hanoi.

Además de discutir los informes socioeconómicos y decidir sobre cuestiones clave del país, los diputados eligieron a los cargos clave de liderazgo del país como presidente, primer ministro y titular del Parlamento y aprobaron un nuevo gobierno integrado por 27 miembros.

En su discurso, el presidente electo Tran Dai Quang prometió dedicarse a servir a la Patria y el pueblo, y coordinará estrechamente con la AN, el gobierno y los organismos competentes para ejercer sus funciones.

El mandatario también se comprometió a garantizar la construcción de las fuerzas armadas revolucionarias regulares, de élite y modernas, a fin de defender firmemente la independencia, la soberanía y la integridad territorial del país, así como la estabilidad política y la paz para el desarrollo nacional.

También trabajará para promover la gran unidad nacional, reformas integrales, y la integración proactiva, mientras que aumenta la posición y el prestigio de Vietnam en el mundo.

En su toma de posesión, el recién elegido primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, aclaró su gran responsabilidad asignada por el Partido, el Parlamento, los votantes y el pueblo, y afirmó que hará todo lo posible para servir a la nación y el pueblo.

El gobierno heredará y promoverá los logros de los 30 años de renovación, aprovechará todas las oportunidades y ventajas, superará las deficiencias y debilidades, y trabajará duro para formar un gobierno constructivo e íntegro que actúa para servir al pueblo, enfatizó.

El primer período de sesiones concluyó exitosamente con nuevas expectativas, reafirmando la posición y el papel de la AN como el máximo representante del pueblo y el órgano supremo del poder del Estado.-VNA