Kuala Lumpur (VNA)- El primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, participó en las decimoctava Conferencia de alto nivel entre ASEAN-Japón, decimoséptima ASEAN- Sudcorea y séptima ASEAN- Naciones Unidas (ONU). 

El primer ministro Nguyen Tan Dung (la cuarta persona desde la izquierda) con los jefes de delegaciones participantes en la Conferencia de alto nivel ASEAN- Japón (Fuente: VNA)


Durante las citas, organizadas en Kuala Lumpur en el marco de la vigesimoséptima Cumbre de la Agrupación, el jefe de Gobierno vietnamita saludó el progreso sustancial y eficiente de los nexos multifacéticos entre el bloque y sus contrapartes. 

Abogó por continuar impulsado los enlaces en los sectores de interés común como economía, comercio, conexión, desarrollo sostenible, reducción de la pobreza, adaptación a distintos retos como desastres naturales y cambio climático. 

Al referirse al contexto regional y mundial, acentuó en la trascendental importancia del mantenimiento de la paz, seguridad y estabilidad en un escenario caracterizado por numerosos desafíos surgidos de manera cada vez más severa. 

Compartió la compleja situación en el Mar del Este, especialmente las actividades de construcción a gran escala y el riesgo de la militarización en esa área, que provoca profunda preocupación para la comunidad internacional, aumenta la tensión, erosiona la confianza y amenaza la paz y estabilidad en la zona. 

Exhortó a los socios de la agrupación a prestar atención a los asuntos al respecto y contribuir más al mantenimiento de la seguridad y garantía de la libertad de navegación marítima y aérea en esas aguas. 

Ratificó respaldo a la posición de la ASEAN de impulsar la solución de las disputas por vía pacífica sobre la base de las leyes internacionales, entre ellas, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982; de no usar fuerzas o amenazas correspondiente y comprometer a no seguir la militarización en el Mar del Este con miras a construir la confianza, disminuir la tensión y prevenir conflictos. 

Se pronunció por el cumplimiento pleno y eficiente de la Declaración de las Partes Concernientes sobre la Conducta en esas aguas (DOC) y la culminación prontamente de un código concerniente (COC). 

Por su parte, representantes de Japón, Sudcorea y la ONU manifestaron inquietud por la reciente evolución de la situación en el Mar del Este, reiteraron disposición de apoyar al mantenimiento de la paz, prosperidad, y comercio sin barreras en la zona y corroboraron respaldo a la solución de las diferencias conforme a las leyes mundiales. 

Reafirmaron la voluntad de respaldar al proceso de construcción de la Comunidad de la ASEAN a fin de materializar las metas trazadas en la Visión del bloque 2025. 

En la XVIII Conferencia de alto nivel entre ASEAN y Japón, ambas partes valoraron altamente el despliegue de la Declaración de Visión sobre la Cooperación y Amistad bilateral aprobada en 2013 y los pasos de avance del Itinerario de Colaboración Económica en un período de 10 años. 

Patentizaron el compromiso de duplicar el intercambio comercial y el monto de inversión en 2022, priorizar los enlaces en torno a la conexión e integración regional, agilizar los lazos subregionales y fortalecer los vínculos en energía, gestión y disminución de riesgos de desastres, tecnología informática e intercambio popular. 

En tanto, en la cita entre gerentes de la agrupación sudesteasiática y Sudcorea, ambas partes reconocieron positivos resultados de la implementación del Plan de Acción en el quinquenio 2011- 2015 y aplaudió la aprobación de otra versión para el próximo lustro. 

Apuntaron elevar el trasiego mercantil a 200 mil millones de dólares en 2020 y acordaron en la necesidad de impulsar las relaciones culturales entre ASEAN y Sudcorea. 

Según fuentes oficiales, Japón constituye actualmente el tercer mayor socio comercial de la ASEAN, mientras que Sudcorea se ubica en el quinto lugar. 

Mientras tanto, representantes de ASEAN y ONU formularon votos por ampliar los lazos bilaterales en aras de mantener la paz, seguridad y prosperidad en el Sudeste de Asia y consolidar el papel central de la ASEAN. 

Tras condenar altamente los atentados terroristas, hicieron hincapié en la importancia de fomentar los esfuerzos comunes en la lucha contra la delincuencia trasnacional organizada y el terrorismo. 

Abogaron por intensificar la coordinación en asuntos alimentarios, sector agro-silvícola, salud pública y combate contra enfermedades infecciosas, entre otras esferas. 

Dirigentes de la ASEAN apreció los aportes de la ONU a la estimulación de integración en la agrupación. 

En el mismo día, se efectuó el acto de aprobación de la Declaración de Negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación Económica Integral (RCEP). -VNA