Manila, (VNA)- El atentado en el Resort World Manila en la capital filipina no es una acción terrorista, sino un asalto de un individuo armado, quien fue eliminado posteriormente por las fuerzas de seguridad, afirmó el comandante de la policía nacional, Ronald de la Rosa.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Fuentes oficiales informaron que el sujeto no disparó contra las personas que se hallaron en los alrededores y tampoco tomó como rehén a nadie, sino que solamente quemó las mesas dentro del casino.

Con anterioridad, los medios de comunicación de Filipinas informaron esta madrugada sobre explosiones y tiroteos en el complejo hotelero Resort World Manila.

El Estado Islámico reivindicó el atentado añadiendo que los llamados “lobos solitarios” lo realizaron. Mientras, Ronald dela Rosa enfatizó que no se reportó ninguna señal de un ataque terrorista.

Ese hecho ocurrió en un escenario en el que Filipinas encara una gran crisis en la región sureña, donde el ejército se encuentra en un enérgico combate desde el 23 del mes pasado contra los insurgentes islámicos.

El presidente, Rodrigo Duterte, declaró la ley marcial de 60 días en Mindanao, tras varios enfrentamientos en Marawi entre el Ejército y el Maute, organización afín al Estado Islámico.

El presidente, Rodrigo Duterte, declaró la ley marcial de 60 días en Mindanao, tras varios enfrentamientos en Marawi entre el Ejército y el grupo Abu Sayyaf, que juró lealtad al autodenominado Estado Islámico (EI) y de acuerdo con el jefe de Estado,  la ley podría prolongarse por un año.

Duterte expresó su preocupación por la diseminación de la ideología del EI en Mindanao, donde residen alrededor de 22 millones pobladores y advirtió que el área puede convertirse en lugar de refugio para sujetos que se fugaron de Iraq y Siria.

 Formado a inicios de los años 90 del siglo pasado, Abu Sayyaf está integrado actualmente por unos 400 extremistas islámicos y opera principalmente en la región meridional de Filipinas, donde ha realizado numerosos secuestros, ataques con bombas y asesinatos de rehenes.- VNA