Hanoi, 8 feb (VNA) La inversión extranjera directa (IED) en Vietnam se considera un dominio que no sólo aporta al incremento del Producto Interno Bruto y la exportación, sino también permite crear millones de puestos de trabajo, dijo el ministro de Planificación e Inversión, Bui Quang Vinh. 

Ministro de Planificación e Inversión, Bui Quang Vinh. (Fuente: VNA)

Reiteró la necesidad de impulsar la captación de los capitales foráneos, particularmente la selección de proyectos de alta calidad, lo que contribuye al crecimiento socioeconómico. 

El 2015 fue un año exitoso para Vietnam en la atracción del IED al registrar la entrega de licencias para dos mil nuevos proyectos, con un capital inscrito de 15 mil 578 millones de dólares, indicó Do Nhat Hoang, jefe del Departamento de Inversión Extranjera de la misma cartera. 

Mientras tanto, el fondo adicional para los proyectos en vigencia superó siete mil millones de dólares, un repunte interanual del 56,5 por ciento. 

De los 19 sectores, la industria manufacturera y procesadora es el más atractivo para los inversores foráneos con 995 proyectos nuevos y otros 517 planes en marcha, con 15 mil 230 millones de dólares, cifra que representa el 66,9 por ciento del total del IED. 

Sudcorea encabeza la lista de los 62 países y territorios inversionistas en Vietnam, con seis mil 720 millones de dólares (que ocupa 29,6 por ciento), seguidos por Malasia, Japón y Taiwán (China). 

Asimismo, las actividades de exportación del sector del IED alcanzaron 115 mil 100 millones de dólares, un alza de 13,8 por ciento comparado con 2014 y que representa el 70,9 por ciento del valor total. 

Las empresas de esa fuente foránea también contribuyen de manera significativa a la economía nacional al contratar a unos tres millones de trabajadores. 

Para atraer a más proyectos de IED, Vietnam continuará en el próximo tiempo políticas preferenciales para las empresas como las bajas del tributo empresarial, del impuesto de importación y del costo de arrendamiento de terreno, informó Nhat Hoang. 

Además de estimular a las empresas de alta calidad a invertir en el país, Vietnam necesita desarrollar gradualmente las firmas domésticas para la transferencia de tecnología entre las dos partes, lo que ayuda a mejorar las potencialidades de la economía nacional. – VNA