Naypyidaw (VNA) – Las fuerzas de seguridad de Myanmar se han puesto en alerta en Maungdaw, estado occidental de Rakhine, luego de una serie de asesinatos de hombres armados y el temor de nuevos ataques, según informó un reporte oficial.  
 
Fuerzas de seguridad de Myanmar. (AFP/VNA)
Durante las últimas dos semanas, seis civiles fueron asesinados, mientras dos permanecen desaparecidos o han sido secuestrados. Esos ataques hicieron que 200 aldeanos abandonaran sus casas.

El asesor de seguridad nacional de Myanmar, encargado del estado de Rakhine, informó que el ejército detectó últimamente varias evidencias sobre actividades de grupos extremistas en la zona. Además, tres hombres armados fueron abatidos durante una campaña a finales de junio.

Las tensiones siguen aumentando en el norte de Rakhine, especialmente después de los sangrientos ataques a tres puestos de control en Maungdaw el 9 de octubre de 2016. Desde entonces, un total de 38 civiles perdieron la vida, mientras que otros 22 siguen desaparecidos. –VNA