Singapur (VNA) – Un avión de Singapore Airlines fue obligado hoy a regresar al aeropuerto de Changi cuando realizaba un vuelo a la ciudad italiana de Milán, debido a un problema con el combustible en uno de sus motores. 

Después del aterrizaje, el motor derecho se incendió, pero no hubo lesiones a los 222 pasajeros y 19 tripulantes a bordo. 

El Boeing 777 – 300 ER de la aerolínea singapurense partió del aeropuerto Changi a las 2:05, hora local, y después de dos horas, el piloto reportó un problema de motor y emprendió el regreso hacia el país sudesteasiático. 

Singapore Airlines dijo que el avión tocó tierra con seguridad en Changi a las 6:50. 

El fuego fue apagado, y todos los pasajeros fueron transferidos a otro avión, que partirá hacia Milán esta tarde, afirmó la empresa en una declaración. 

El único accidente de esta aerolínea que resultó en pérdidas humanas ocurrió en un vuelo desde Singapur a Los Ángeles, con escala en Taipei (Taiwán, China) el 31 de octubre de 2000. Esa aeronave chocó con una construcción en el aeropuerto taiwanés de Taoyuan por despegar en la pista equivocada, dejando como saldo 83 muertos del total de 179 personas a bordo. – VNA