Hanoi, (VNA) – La tasa de interés en Vietnam es acorde con la política monetaria, la fluctuación del valor de la moneda y la situación de la inflación, y armoniza los intereses de los bancos, depositantes y deudores, afirmó hoy el gobernador del Banco Estatal, Le Minh Hung.  
Le Minh Hung (Fuente: VNA)

Durante la conferencia anual entre el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, y la comunidad empresarial, Minh Hung declaró que la tasa se redujo en 40 por ciento comparada con el nivel alcanzado a fines de 2011.  

Las tasas en algunos países en la región, tales como Japón y China, se mantienen más bajas gracias a la baja inflación, la estabilidad macroeconómica, la alta capacidad de pronóstico y planificación de las empresas y la modesta dependencia de las compañías del crédito bancario, explicó.   

Mientras tanto, en un país en vías de desarrollo como Vietnam, la demanda de capitales para la producción y el progreso socioeconómico de todos los sectores persiste en alto nivel; y por eso pese a la estabilidad macroeconómica, las grandes balanzas de la economía todavía no alcanzan la sostenibilidad, la expectativa de inflación se mantiene alta y la solución de las deudas malas enfrenta dificultades, señaló.  

Sin embargo, debe notar que en comparación con los niveles de Myanmar (13 por ciento), Indonesia (11,9), Tailandia (6,3) y Singapur (5,4), la tasa en Vietnam, que oscila de seis a 11 por ciento en dong vietnamita, y de tres a cuatro por ciento en dólar estadounidense, es compatible con la situación macroeconómica, analizó.  

Evaluó que la tasa de interés se mantuvo estable desde 2016, particularmente desde septiembre de ese año, cuando numerosas organizaciones crediticias disminuyeron la tasa aplicable a los depósitos en 0,3-0,5 por ciento, y en 0,5 a uno por ciento para los préstamos de empresas que operan en sectores prioritarios.

En medio de la tendencia alcista de la inflación y la alta demanda de crédito, el Banco Estatal ha persistido en los esfuerzos para mantener la estabilidad de la tasa de interés de depósitos y reducir la de préstamos, con el fin de apoyar a las compañías y cumplir las metas sobre el control de la inflación y la estabilización del mercado monetario, aseguró. – VNA