El presidente Obama y el premier vietnamita, Nguyen Tan Dung, en la Cumbre ASEAN - Estados Unidos en Kuala Lumpur (Fuente: VNA)

Kuala Lumpur (VNA) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió a las partes reclamantes de soberanía en el Mar del Este a evitar la militarización de este asunto y acabar la construcción de islas artificiales.

En su discurso el sábado en Kuala Lumpur ante líderes de los diez países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Obama aseveró la necesidad de “poner fin a la nueva construcción y militarización” en esa zona marítima, en beneficio de la estabilidad regional.

También patentizó el respaldo al establecimiento de un código sobre la conducta de las partes, que incluya una resolución pacífica para las disputas y el derecho a la libertad de la navegación marítima y aérea.

Con anterioridad, la agencia AFP reportó el 27 de octubre pasado que el destructor de misiles guiados USS Lassen de la fuerza naval de Estados Unidos entró en la zona de 12 millas náuticas (21 kilómetros) en torno a las islas artificiales construidas ilegalmente por China en el archipiélago Truong Sa (Spratlys) de Vietnam.

Se trata del primer acto concreto en el plan de Washington para realizar patrullajes rutinas en el Mar del Este.

Posteriormente, el vocero de la cancillería vietnamita, Le Hai Binh, declaró durante una rueda de prensa el 29 que: “Como país que tiene soberanía sobre Hoang Sa (Paracels) y Truong Sa y firmante de la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, Vietnam respeta la libertad de la navegación marítima y aérea en el Mar del Este sobre la base de la UNCLOS y la legislación de los estados costeros.”

“Vietnam exhorta a las partes involucradas a aportar activamente al mantenimiento de la paz, estabilidad y seguridad de la navegación marítima y aérea en esa zona, con apego a las leyes internacionales, incluida la UNCLOS, y la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC)”, reiteró.

El país indochino dispone de suficientes evidencias históricas y jurídicas para confirmar su soberanía sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracels) y Truong Sa (Spratlys). – VNA