Hanoi (VNA) – La economía de Vietnam confirma su capacidad de resistencia frente a la ralentización del crecimiento global, según un estudio publicado hoy aquí por el Banco Mundial (BM). 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

De acuerdo con el Informe de actualización de economías de Asia Oriental– Pacífico del BM, la estabilidad macroeconómica de Vietnam fue mantenida y la inflación fue controlada, pese a la merma de la expansión económica en los tres primeros trimestres del año, debido a los efectos de la sequía en la agricultura. 

BM pronosticó que la tasa de reducción de pobreza del país seguirá en curva ascendente, pero la disminución de la producción agrícola ocasionó varios riesgos a corto plazo, impactando en los hogares dependientes de la agricultura. 

Aunque la perspectiva a mediano plazo es positiva, Vietnam necesita impulsar la reestructuración económica, la reforma fiscal y la renovación bancaria, recomendó la institución global. 

Según el informe, en los próximos tres años el incremento económico de los países en vías de desarrollo de Asia Oriental–Pacífico se mantendrá, pero esas naciones seguirán enfrentando notables riesgos en el crecimiento y deberán adoptar medidas para minimizar las ineficiencias financieras y fiscales. 

Los países en la región mantendrán el ritmo de crecimiento en 4,8 por ciento en 2016, un cinco por ciento en 2017 y 5,1 por ciento en 2018, estima el documento, que especifica que las naciones en vías de desarrollo alcanzarán un incremento promedio de 5,8 por ciento este año y 5,7 por ciento en los dos próximos. 

El BM sugirió que los países reajusten el gasto público, aumenten la cooperación público–privada y mejoren la gestión de las inversiones públicas para eliminar las insuficiencias de infraestructuras. 

También exhortó a los gobiernos a erradicar la desnutrición, con medidas sincrónicas en múltiples ámbitos como programas de desarrollo infantil en los primeros años de su vida o intervenciones para garantizar la nutrición a la población. 

Por otro lado, recomendó impulsar la aplicación tecnológica en los servicios financieros, aumentando así la integración regional en esa esfera. 

Para maximizar los beneficios de las medidas innovadoras en finanzas, los países deben fortalecer el marco legal, la gestión estatal y la protección de los consumidores, añadió BM. – VNA