Procesamiento de camarones exportables en Vietnam (Fuente: VNA)

Frente a la caída de las exportaciones respecto al año pasado, los proveedores de camarones vietnamitas necesitan garantizar la calidad de los productos y la competitividad de los precios, acordaron economistas reunidos en un seminario en Ciudad Ho Chi Minh.

La Asociación de Procesadores y Exportadores de Productos Acuáticos (VASEP), informó el lunes que el empeoramiento lo experimentó todo el mercado global del rubro, debido a la fuerte disminución de las cotizaciones y el debilitamiento de numerosas monedas nacionales frente al dólar estadounidense.

Además, la demanda en diversos importantes destinos descendió, mientras que la oferta registró ascensos, añadió.

Nguyen Thi Bich, representante de VASEP, precisó que entre los 96 importadores de Vietnam, los mayores son Estados Unidos, Japón y la Unión Europea (UE).

Más concreto, la recesión económica redujo la demanda nipona, pero Vietnam aún tiene la ventaja de ser su mayor proveedor de langostino jumbo, precisó.

En el mercado estadounidense – donde el país indochino es el tercer mayor suministrador, los productos vietnamitas enfrentan fuerte competición con los indonesios e indios, y notablemente, Indonesia no sufre los impuestos antidumping.

La Unión Europea, por otro lado, presta mayor atención a los precios, y Ecuador es más competitivo que Vietnam en esta materia. Sin embargo, el Tratado de Libre Comercio que el país firmó recientemente con los Veintiocho mejorará la situación, comentó.

Jiro Takeuchi, director de la empresa Uhrenholt, exportador a la UE, anotó que excepto Tailandia, Vietnam es el único país que puede competir en la categoría de productos con alto valor, tales como camarones procesados.

No obstante, deberá fortalecer el control sobre el uso químico en la producción, recomendó.

Compartiendo este punto de vista, Dang Quoc Tuan, vicepresidente de la Junta Administrativa y subdirector ejecutivo de la corporación Vietnam – Australia, enfatizó la importancia de crear una propia marca de camarones limpios, con origen claro y una producción estable de gran envergadura.

El no uso de antibióticos y sustancias químicas garantizará el favoritismo de estos rubros vietnamitas en los mercados exquisitos como Estados Unidos, Japón y países europeos, contribuyendo al desarrollo sostenible de la rama en el futuro, afirmó.

El sector de productos acuáticos aseguró que en el futuro cercano se priorizará la cría ecológica y orgánica, con precio razonable.

De acuerdo con pronósticos de VASEP, si la situación no mejora para fines de 2015, las ventas de camarones vietnamitas al extranjero sólo alcanzarán tres mil 200 millones de dólares, un descenso de 17 por ciento comparado con el año anterior. – VNA