Phnom Penh (VNA)- Las autoridades camboyanas arrestaron a cerca de 400 ciudadanos chinos este mes por sospechas de ejecutar operaciones de estafa telefónica para defraudar a sus víctimas en China.

De acuerdo con la policía camboyana, la medida forma parte de una redada regional en el contexto en el que China lucha contra fraudes telefónicos y delitos cibernéticos que han costado miles de millones de dólares en pérdidas.

La policía camboyana informó que 225 ciudadanos chinos, entre ellos 25 mujeres, fueron detenidos en Phnom Penh.

Las autoridades de inmigración precisaron que otros 150 chinos y tres taiwaneses habían sido detenidos el 2 de agosto en las provincias camboyanas de Siem Reap y Banteay Meanchey.

Thou Saroeun, subdirector del Departamento de Policía Antiterrorista, detalló que los arrestados eran sospechosos de usar llamadas de voz por Internet para un plan de extorsión.

En los últimos años, Camboya ha deportado a China a más de 600 chinos y taiwaneses detenidos por sospechas de estafas telefónicas por Internet.-VNA