Phnom Penh (VNA) - La Asamblea Nacional de Camboya aprobó hoy una disposición legal que restringe cualquier vínculo entre los partidos políticos y criminales.

Asamblea Nacional de Camboya. (Foto: VNA)

Tal modificación de la ley de Partidos Políticos salió adelante gracias a los votos del gobernante Partido Popular de Camboya (CPP) y ante el boicot del opositor Partido de Salvación Nacional de Camboya (CNRP) que no acudió a la sesión.

La nueva legislación prohíbe a los grupos políticos la "utilización de la voz, imagen, documentos escritos o actividades, de criminales convictos en favor de los intereses de un partido", entre otros preceptos.

Según los expertos, la nueva ley es una barrera que impide todas las influencias del exlíder opositor Sam Rainsy, así como obstaculiza su vida política en el país.

Rainsy ha estado en un exilio auto-impuesto en el extranjero desde finales de 2015 para evitar las multas financieras y la condena de dos años de prisión por difamación al vicepremier Hor Namhong y al presidente de la Asamblea Nacional, Samdech Heng Samrin. –VNA