Una reunión entre los diplomáticos camboyanos y estadounidenses (Fuente:internet)
Phnom Penh (VNA) - El primer ministro camboyano, Hun Sen, pidió renegociar con Estados Unidos un acuerdo de repatriación que los dos países firmaron hace 15 años.

Según el acuerdo, los camboyanos, que sean residentes permanentes en Estados Unidos, serán deportados a Camboya en caso de ser condenados por un delito grave.

Durante una ceremonia de graduación universitaria la víspera en esta capital, Hun Sen expresó que Camboya quiere que los convictos, de origen camboyano, puedan seguir viviendo en Estados Unidos después de haber cumplido sus penas de prisión.

Enfatizó que su país no desea cancelar el acuerdo de deportación con el país norteamericano, pero pide que lo modifique por "las razones humanitarias y de derechos humanos", y espera que la parte estadounidense acepte la solicitud.

Unos 550 condenados de origen camboyano han sido deportados de Estados Unidos desde 2002, muchos de los cuales ni siquiera pueden hablar el idioma camboyano. – VNA
VNA-INT