Foto de ilustración (Fuente: Internet)
Hoa Binh, Vietnam (VNA)- Con arquitectura única, llena de características ecológicas, la casa comunal de la aldea de Suoi Re, en la provincia norteña de Hoa Binh, ganó el premio “Green Good Design 2012”, de Estados Unidos, y fue clasificada en el Top 7 del Premio Ecowan por World Arquitecture News.

Situada en una colina de la aldea de Suoi Re, de la comuna de Cu Yen, del distrito de Luong Son, la casa comunal fue construida con materiales tradicionales como tierra, paja y bambú y por mano de obra local.

La casa cuenta con dos plantas, cada una de 90 metros cuadrados. Vista desde el pie de la colina, la edificación, con techo de hojas de palma, parece un hongo enorme. El proyecto fue diseñado por los arquitectos Hoang Thuc Hao y Nguyen Duy Thanh, y construido por la compañía 1 1>2.

Según Hoang Thuc Hao, la creciente brecha entre las zonas urbanas y rurales debido a la urbanización y el desarrollo económico es la razón de que se desaten los lazos comunales en la vida moderna, e incluso corren riesgo de romperse.

En las aldeas étnicas del centro y montañosas, las obras públicas como escuelas, guarderías, bibliotecas y centros de información son todavía escasas, y si existen, se construyen de manera temporal.

Conscientes del contexto práctico, los arquitectos diseñaron la casa comunal como una instalación multifuncional, conveniente para los eventos comunitarios de la población local, incluidas las actividades culturales.

De acuerdo con Nguyen Truc Luyen, expresidente de la Asociación Vietnamita de Arquitectos, la simplicidad, pero utilidad, de la casa comunal de Suoi Re ha creado muchas dudas en los arquitectos locales, incluso cómo poner la arquitectura al servicio de la vida cotidiana de los pobladores, especialmente en el contexto en el que alrededor del 80 por ciento de la población del país son agricultores.

“El proyecto sigue la vida de las personas locales. Es una arquitectura agradable y bastante factible para la construcción, que debe ser duplicada en muchas localidades para contribuir a mejorar la vida de la población”, dijo Truc Luyen.

Bajo el lema de “verde” en la construcción, el arquitecto Thuc Hao y sus asociados establecieron tres objetivos principales: medio ambiente verde, cultura verde y técnica verde.

Geográficamente, la casa comunal se apoya en la ladera de la colina que la protegerá de las tormentas o inundaciones. Mira hacia el valle, por lo que puede acoger el viento fresco y la luz natural.

El espacio de la casa se compone de diferentes capas: el frente es un gran patio, donde se pueden organizar eventos al aire libre. La gran terraza funciona como un miniteatro. La planta baja está situada en la ladera de la colina, por lo que puede protegerse la casa de los vientos fríos, y ventilarse con aire fresco.

La sede principal para las actividades se encuentra en dos plantas: la planta baja funciona como una guardería, biblioteca o sala de reuniones. El fondo es abierto, frente a la montaña y los bosques de bambú, donde la población local puede hacer el trabajo secundario, mientras que las personas mayores y los niños pueden descansar o jugar, ya sea en los días de calor o de frío intenso.

Durante generaciones, los pueblos Kinh y Muong han coexistido pacíficamente con sus culturas interactuando armoniosamente. Los arquitectos diseñaron el establecimiento en el estilo de una casa de cinco compartimientos, lo que es muy popular en las provincias del delta del norte, y al mismo tiempo como una casa sobre pilotes del pueblo Muong de las zonas montañosas.

Los materiales de construcción están disponibles localmente. La planta baja está construida con piedras en bruto y tiene una puerta de bambú. Las paredes de la planta superior son de tierra y el techo está cubierto con materiales ligeros como hojas de bambú y paja. Como resultado, la parte inferior de la casa es pesada, mientras que la superior es ligera.

Un sistema de baterías solares, tanques de filtrado de agua de lluvia y luces LED para ahorrar energía se instalaron en la casa, y cumplen con los objetivos del medio ambiente verde, ahorro de energía y amigables con la naturaleza y la comunidad.

Con un costo total de alrededor de 35 mil dólares y después de 15 meses de construcción, la casa comunal se puso en funcionamiento, proporcionando un espacio público adecuado para las actividades comunales. Se confirma la tendencia exitosa de una nueva arquitectura verde en Vietnam, que es amigable en término de medio ambiente para los usuarios.

Con su arquitectura única, la casa comunal de Suoi Re ha ganado muchos premios de prestigio internacional, entre ellos el "Green Good Design 2012" y el premio global más prestigioso del mundo para la nueva arquitectura, de la Academia Internacional de Arquitectura (IAA, por sus siglas en inglés). Además, fue incluida en el Top 7 del Premio Ecowan por World Arquitecture News.- VNA

VNA- CUL