Phnom Penh, 16 mar (VNA)-Científicos destacaron la importancia vital de los recursos acuáticos para la vida de millones de habitantes en la cuenca baja del río Mekong, sobre todo de Camboya y Vietnam, durante un seminario internacional efectuado hoy en esta capital.



El coloquio se efectuó ante las crecientes inquietudes de expertos sobre los cambios anormales de las fuentes acuíferas del Mekong, que afectan seriamente la agricultura, el medio ambiente y los medios de vida de los pobladores en la región.

Los participantes señalaron que el delta del río Mekong desempeña un papel importante en la garantía de la seguridad alimentaria para las naciones de la subregión del Mekong y el mundo.

En Vietnam, la zona deltaica suministra más del 50 por ciento del volumen del arroz, el 65 por ciento de bagres y más del 70 de vegetales y frutas al mercado nacional y para las exportaciones.

Sin embargo, debido a las afectaciones del cambio climático, y a los impactos en la cuenca alta por la construcción de hidroeléctricas, las aguas en el área baja se agotan y se contaminan, lo que resulta en la degradación de los recursos acuáticos amenazando la vida de millones de personas.

El delta del río Mekong de Vietnam es una de las tres zonas deltaicas más afectadas por la variación climática en el mundo. La falta de agua potable causa la salinización en las áreas costeras de Tailandia, Vietnam y Camboya, conduciendo a los cambios del ecosistema marino y afectando la agricultura de esos Estados.

El doctor Nouth Sambath de la Academia Real de Camboya enfatizó la importancia de adoptar medidas para utilizar con eficiencia los recursos en la agricultura, así como mantener el desarrollo sostenible.

Por su parte, Ha Thanh Toan, rector de la universidad vietnamita de Can Tho, indicó que en el contexto de la creciente competitividad en cuanto a los recursos hídricos del río Mekong y del aumento de la población y desarrollo económico, es necesario ahorrar el agua para la agricultura, en respuesta a las necesidades del desarrollo industrial y urbano, así como a la garantía de la sostenibilidad del medio ambiente.

Los científicos exhortaron a los gobiernos a implementar soluciones como diseñar políticas dirigidas a proteger y usar de forma sostenible las fuentes hídricas, elevar la conciencia sobre el ahorro del agua y exhortar a la asistencia de donantes en el estudio y transferencia de tecnologías agrícolas para reducir la pérdida del vital líquido.

También recomendaron ampliar espacios verdes en las ciudades, desarrollar el sistema de canales y depósitos de agua potable, proteger las corrientes de agua y recuperar las orillas, y trazar las políticas para atraer la participación del sector privado en el desarrollo del sistema de irrigación.-VNA

VNA- MAN