Hanoi (VNA) – Vietnamitas y extranjeros en todo el país, con creencias religiosas o no, celebraron la víspera de Navidad en una atmósfera de fiesta, alegría y felicidad.

Gran Catedral en Hanoi (Fuente: VNA)


En Hanoi, los capitalinos acudieron a la Gran Catedral e iglesias como las de Ham Long, Thai Ha, Cua Bac y Phung Khoang, decoradas con el pesebre y ornamentos típicos de esta festividad.

El ambiente navideño también se sintió en las calles céntricas de la capital, los centros comerciales, hoteles y complejos residenciales, todos iluminados con luces multicolores.

Al hablar con reporteros de la Agencia vietnamita de Noticias, Dao Minh An, una católica, destacó que la Navidad es una buena ocasión para que los creyentes revisen sus actividades, compartan sus preocupaciones y fomenten la solidaridad comunitaria.

En una atmósfera alegre y feliz, los pobladores de Ciudad Ho Chi Minh pasaron la Nochebuena disfrutando de un tiempo raramente frío en esta tierra sureña.

Oleadas de personas se precipitaron a las calles céntricas iluminadas con objetos coloridos festivos y los lugares más conocidos de la ciudad, como la catedral de Notre Dame, las iglesias de Huyen Si, Tan Dinh, Cha Tam y Hanh Thong Tay.

Entre la multitud congregada en la catedral Notre Dame desde la tarde, la cristiana Nguyen Thi Hai reveló que ella y sus amigos prepararon desde principios de diciembre un pesebre y ornamentos para el árbol de navidad.

La Navidad constituye un momento para que los miembros de la familia se reúnan y recen por un nuevo año de mucho éxito y felicidad, consolidando la unidad para contribuir a la construcción de un país próspero, civilizado y moderno. – VNA