Hanoi, (VNA)- La Comunidad  Sociocultural (ASCC) de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) busca reforzar la unidad y el consenso duradero entre los países miembros para encaminarse a una identidad común y construir una sociedad solidaria, unida y abierta con el ser humano como centro.

Delegados en una conferencia al respecto en2016 (Fuente: VNA)


Con esa meta, la ASCC consolida cada vez más su posición especial en el proceso de construcción de la comunidad regional.

Pese a que se fundó solo hace menos de dos años, la ASEAN, con la ASCC como uno de los pilares importantes, ha desplegado numerosas actividades y ha obtenido ciertos logros alentadores en el proceso de implementar la Visión hasta 2025, proceso que se ve adherido al despliegue de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible.

Todas las acciones de la ASCC, que desempeña su papel como un “pilar humanitario” para la formación de la identidad de la ASEAN, se aglutinan con la vida de los pobladores.

El logro clave de la ASCC durante los últimos tiempos radica en la adaptación de planes de acción sincrónicas para el desarrollo de los recursos humanos en el contexto de que los países miembros del bloque mantienen aún una brecha en el progreso.

En paralelo, se enfoca en impulsar los servicios de educación y elevar las habilidades de los trabajadores en la agrupación, en aras de formar un contingente laboral competitivo tanto en el nivel regional como en el mundial.

[Comunidad de Política y Seguridad de ASEAN: factor importante en solución de desafíos]

Por otro lado, la reducción de la brecha de desarrollo entre las naciones integrantes del bloque en aras de garantizar el beneficio equitativo entre los pobladores constituye también una prioridad de la ASCC.

Mediante el despliegue enérgico de las iniciativas referentes a la integración de la comunidad y el marco de la agrupación sobre el progreso económico equitativo, el grupo de ASEAN 6 (que comprende a los países más desarrollados en el bloque), las contrapartes y organizaciones internacionales buscan respaldar a Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam.

Gracias a esos esfuerzos, la tasa de pobreza en los estados miembros se ha reducido, mientras que la de clase media reporta un aumento de seis veces durante el último decenio.

Esa cooperación crea la identidad común de la ASEAN y contribuye a enlazar a los ciudadanos de los países y hace que los valores de la comunidad traspasen el límite regional.

Por otra parte, la ASCC generó numerosas ventajas para la colaboración sociocultural en la ASEAN con miras a impulsar un desarrollo integral y práctico.

Las actividades de la ASCC favorecen el máximo aprovechamiento por parte de los pobladores de las oportunidades creadas por la ASEAN y la superación de las dificultades y desafíos en el proceso de integración.

Al seguir firmemente su objetivo de construir una sociedad compartida, la ASCC impulsa la igualdad de género e intercala entre las políticas la garantía de los derechos de los pobladores.

La ASCC fundó el Comité encargado del impulso y la protección de los derechos femeninos e infantiles, estableció una red de prevención de violencia a esos grupos, implementó el programa de atención a los menores y elevó la calidad de los servicios sociales y la rehabilitación para los minusválidos.

La formación de la identidad de la ASEAN se considera una de las misiones clave de la ASCC, lo que se demuestra mediante la divulgación de publicaciones e informaciones concernientes, la realización de programas televisivos y la organización de numerosas actividades de intercambio cultural y artístico con el objetivo de estimular la participación de los ciudadanos en el proceso.

El mismo empeño en fomentar la construcción de la ASCC apoya a la consolidación de otros dos pilares de la ASEAN: las comunidades de Política- Seguridad y Economía.

En el itinerario por robustecer los enlaces, el bloque sudesteasiático impulsa   firmemente la solución de los problemas sobre la base del espíritu denominado “forma de la ASEAN”, poniendo en alto la solidaridad, la consulta y el consenso.

Ante los logros obtenidos durante los últimos tiempos, la agrupación enfrenta aún grandes desafíos referentes a los asuntos sociales, la pobreza, la brecha del desarrollo, los riesgos de epidemias y de desastres naturales y la contaminación medioambiental.

Con sus valores presentes en todos los campos, la ASCC tiene un papel trascendental en la unión entre los países miembros del bloque y el enriquecimiento de la identidad de la Comunidad de la ASEAN, factores que crean una fuerza interna para convertir al Sudeste Asiático en una zona armonizada con desarrollo equilibrado e integración integral.- VNA