Manila, 29 nov (VNA)- Agencias de inteligencia de Filipinas reportaron vínculos entre el autodenominado Estado Islámico (EI) y el grupo insurgente Maute, en el sur del país.

Un soldado filipino (Fuente: VNA/ AFP)


En una declaración ayer en el Palacio presidencial Malacanang, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, confirmó la información.

Las fuerzas armadas de Filipinas acusaron al grupo Maute, que había jurado lealtad al EI, de realizar el sangriento ataque con bomba en el 2 de septiembre pasado, que causó la muerte de 15 personas en la ciudad filipina de Davao.

En una redada realizada el pasado 26, el ejército filipino eliminó a 19 miembros de este grupo en la ciudad de Butig, en el sur del país. Al menos 16 mil personas fueron evacuadas antes del intercambio de tiroteos. – VNA

VNA- INTER