Foto de ilustración (Fuente:VNA)
Nueva York, 31 ago (VNA)- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) debatió este miércoles sobre la ola de violencia que se ha desatado en el estado myanmeno de Rakhine, que obligó a 18 mil 500 rohingyas a huir a Bangladesh.

El embajador británico en la ONU, Matthew Rycroft, dijo que a pesar de que los 15 países miembros del Consejo de Seguridad no han ofrecido ninguna declaración tras esa reunión a puerta cerrada, muchos han levantado su voz para exigir el alivio de la tensión en la zona.

Condenamos la situación de violencia en Myanmar y exhortamos a las partes a poner fin a la violencia, expresó.
Los enfrentamientos entre las fuerzas armadas de Myanmar y los insurgentes ocurrieron la pasada semana cuando hombres armados atacaron 14 estaciones de la policía y asaltaron un puesto militar en Rakhine el 24 de agosto. Hasta la fecha, al menos 11 personas murieron.

 Myanmar no reconoce a los rohingyas como una de las etnias minoritarias del país y los llama bengalíes, o sea, migrantes ilegales procedentes del vecino Bangladesh, a pesar de que residen en Myanmar desde hace mucho tiempo.

En los últimos tiempos muchos rohingyas huyeron a las naciones vecinas después de que el ejército myanmeno realizara operaciones contra los insurgentes, que según acusaciones del gobierno, son miembros de la Organización de Solidaridad Rohingya, un grupo armado que ha estado activo en la frontera con Bangladesh en las dos últimas décadas del siglo pasado.-VNA

VNA- INTER