Hanoi (VNA) – La cooperación con Sudáfrica es un punto relevante de las relaciones económicas entre Vietnam y los países africanos, valoró Doan Duy Khuong, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de la nación sudesteasiática (VCCI).

Sudáfrica es un importante punto de acceso de los productos vietnamitas a otros países africanos, miembros del BRICS (asociación económica- comerical de las cinco economías emergentes más imporantes del mundo: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), el G-20 y otras organizaciones internacionales cuyo papel es valorado altamente por el gobierno vietnamita, afirmó Duy Khuong durante un seminario de promoción comercial, inversionista y turística entre las dos naciones.  

En los últimos 10 años, el intercambio comercial bilateral subió de 192 millones de dólares en 2007 a mil 30 millones de dólares en 2016, de esa suma, más de 868 millones de dólares provinieron de las exportaciones vietnamitas, según estadísticas de la VCCI.

El país indochino exporta al mercado africano celulares y sus componentes, computadoras, productos electrónicos, calzado, arroz, pimienta, anacardo y madera; mientras Sudáfrica vende a Vietnam materias primas para la producción industrial y metales.

VCCI calificó como potenciales sectores de cooperación la minería, la metalurgia, el procesamiento de madera. Además, Vietnam considera la posibilidad de colaborar con Sudáfrica en la generación de termoelectricidad, ensamblaje y fabricación de automóviles, vinatería y petroquímica.

La jefa de gobierno de la Provincia Occidental del Cabo, Helen Zille, enfatizó que en los últimos cinco años, Sudáfrica invirtió más de 100 mil millones de dólares en la construcción infraestructural y planea inyectar 400 mil millones en esa esfera en los próximos 15 años, lo cual constituye una oportunidad perfecta para que las empresas vietnamitas impulsen las exportaciones al país africano.  

Tras reconocer que los actuales resultados todavía no se corresponden con las potencialidade de ambas partes, Helen Zille subrayó la necesidad de reducir los gastos de transporte y estimular la cooperación entre las comunidades empresariales, así como de intensificar los lazos bilaterales en la capacitación de los recursos humanos. – VNA