El canciller japonés, Fumio Kishida (Fuente: VNA)
 

Vientiane (VNA) – El canciller japonés, Fumio Kishida, subrayó aquí la importancia del respeto a las leyes internacionales, especialmente después de que la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya refutó los reclamos irracionales de China en el Mar del Este. 

Al reunirse ayer con su homólogo laosiano, Saleumxay Kommasith, el ministro japonés de relaciones exteriores llamó a las partes concernientes a resolver pacíficamente los desacuerdos, con apego a las regulaciones universales, según la Cancillería de Japón, citada por la agencia Kyodo. 

Además, Kishida expresó su esperanza de que Laos, como presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en 2016, actúe proactivamente en la solución de las disputas en el Mar del Este. 

Aunque no detalló palabras de Kishida en ese diálogo, la cancillería japonesa afirmó que el ministro declaró de manera franca la posición de Tokio sobre el asunto. 

Con anterioridad, el canciller japonés participó en una serie de reuniones relativas con la ASEAN celebradas en la capital laosiana, en las cuales el tema del Mar del Este fue uno de los más aludidos. 

Según el veredicto pronunciado el 12 pasado por PCA en relación con la disputa territorial que mantienen desde hace tres años China y Filipinas, Beijing no tiene pruebas históricas sobre el Mar del Este ni base legal para sus reclamaciones sobre los recursos en las áreas marítimas dentro de la llamada “línea de los nueve puntos”. 

Esa línea de demarcación territorial de China contradice los términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, declaró el tribunal y afirmó que China dejó daños duraderos a los ecosistemas de arrecifes de coral en el archipiélago de Truong Sa (Spratly). 

A pesar de las protestas de la comunidad internacional, Beijing reclamó la soberanía sobre un 80 por ciento de las aguas en el Mar del Este con la delimitación llamada “línea de los nueve puntos”. 

Tras el anuncio del veredicto en La Haya, Fumio Kishida afirmó en una declaración la naturaleza “final y jurídicamente vinculante” del fallo de PCA y aseguró que Tokio respalda constantemente la solución de las disputas marítimas con el respeto a las leyes y el desempeño de medios pacíficos, sin el uso o la amenaza de utilizar la fuerza. 

El 17 pasado, Vientiane declaró, por primera vez, su posición después de que la PCA refutó la validez de la “línea de nueve puntos”. 

Durante una rueda de prensa, dedicada exclusivamente a reporteros nacionales, Bounem Chuonghom, portavoz en funciones de la cancillería, dijo que “Laos sigue de cerca de la situación en el Mar del Este” y “reconoce con satisfacción los avances alcanzados en la implementación de la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar del Este (DOC), incluida la organización de consultas sobre el código al respecto (COC), y subraya la importancia e impulsar ese proceso”. 

En la ocasión, Vietnam saludó el hecho de que el tribunal haya dictaminado sobre la demanda de Filipinas contra China. 

En un comunicado de prensa, el portavoz de la cancillería vietnamita, Le Hai Binh, reafirmó una vez más la postura coherente de Hanoi sobre ese caso, como fue mostrada plenamente en la Declaración de la Cancillería vietnamita del día 5 de diciembre de 2014 enviada a la PCA. 

“Sobre ese espíritu, Vietnam apoya enérgicamente la solución de las disputas en el Mar del Este por medios pacíficos, incluido el proceso diplomático y jurídico, sin uso o amenaza de uso de la fuerza, conforme al derecho internacional, especialmente la UNCLOS, el mantenimiento de la paz y estabilidad en la zona, la seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en el Mar del Este, y el respeto al principio del imperio de la ley sobre las zonas marítimas y oceánicas”, dijo el vocero. 

Al respecto, Vietnam sigue ratificando su soberanía sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa (Spratly), las aguas interiores y el mar territorial, los derechos soberanos y jurisdiccionales sobre la zona económica exclusiva y la plataforma continental, los cuales fueron definidos según la UNCLOS, así como todos los derechos e intereses legítimos del país en relación con las estructuras geográficas pertenecientes a Hoang Sa y Truong Sa, remarcó. – VNA