Naypyidaw (VNA) - Severas condiciones climáticas y fuertes torbellinos provocaron en el último fin de semana la muerte de 18 personas e hirieron a otras 24 en la ciudad birmana de Mandalay, informaron hoy medios locales. 

Foto de ilustración (Fuente: Xinhua)

Según datos preliminares, más de dos mil casas y edificios fueron derrumbados y otros 13 mil quedaron sin techo, mientras que mil 400 reses perecieron y otras 120 resultaron lesionadas. 

Todas las ciudades en la división de Mandalay, excepto la mina de Mogok, fueron afectadas por esos desastres naturales. 

Autoridades locales están desplegando medidas a favor a los pobladores. Las pérdidas provocadas por esos fenómenos se estiman en dos millones 600 mil dólares. – VNA