El vicepremier y ministro de Relaciones Exteriores Pham Binh Minh (Fuente: VNA)

Conmemorando 70 años de la fundación de la diplomacia vietnamita, el vicepremier y ministro de Relaciones Exteriores, Pham Binh Minh, hizo un repaso de la historia del sector, fiel acompañante de la revolución duradera y gloriosa del pueblo.

Hace siete décadas, el Decreto firmado el 28 de agosto por el Presidente Ho Chi Minh de la República Democrática de Vietnam (ahora República Socialista de Vietnam) dio a luz la diplomacia moderna vietnamita, recordó.

El líder revolucionario también fue el primer canciller del país, lo que evidencia la importancia del sector como herramienta efectiva para la protección de los intereses del pueblo.

Ho Chi Minh una vez dijo que lo mejor del arte militar es utilizar el artificio, luego la diplomacia y por último la fuerza, subrayó.

Desde los primeros momentos, este instrumento contribuyó significativamente a la salvaguardia del entonces joven gobierno revolucionario mediante la firma del Acuerdo preliminar del 6 de marzo de 1946 y el modus vivendi del 14 de septiembre con Francia.

Estos documentos materializaron la estrategia de “distender para avanzar” destinada a crear más tiempo necesario para los preparativos de la prolongada resistencia del pueblo ante la vuelta de los invasores galos, puntualizó Binh Minh.

Las decisiones audaces de Ho Chi Minh en momentos cuando el destino del país pendía de un hilo, así como sus constantes principios como actuar con flexibilidad pero mantener firme el propósito, conceder máxima prioridad a los intereses de la nación, aumentar amigos y reducir enemigos son lecciones clásicas sobre el arte diplomático preñado del pensamiento de Él, afirmó.

A lo largo de las resistencias contra el colonialismo francés y luego el imperialismo yanqui, los frentes político, militar y diplomático constituyeron una fuerza compuesta que llevó la revolución de un éxito al otro.

Como puente entre el pueblo vietnamita y el resto del mundo, incluso la comunidad en los países agresores, el sector movilizó el respaldo de los amigos internacionales a la causa justa de los vietnamitas y el rechazo contra las invasiones inmorales de los enemigos, recalcó.

La Conferencia de Ginebra (Fuente: VNA)

La victoria en las mesas de negociaciones de los acuerdos de Ginebra en 1954 y de París en 1973 aportó al triunfo final de la Ofensiva General de 1975, que abrió la etapa de reunificación nacional.

Durante esos capítulos gloriosos, la diplomacia contribuyó a construir en ojos mundiales la imagen del pueblo vietnamita como símbolo del heroísmo, el amor hacia la paz y la aspiración por la independencia y la libertad.

Aquellos periodos también ofrecieron a Vietnam experiencias sobre cómo proteger el interés de una pequeña nación en la arena multilateral, ratificó.

En la empresa de reconstrucción nacional, especialmente Doi Moi (Renovación), la diplomacia ayudó a eliminar el bloque contra el país y desplegó activamente una política de multilateralizar y diversificar los nexos externos, de mantener la paz y movilizar todos los recursos exteriores al servicio del desarrollo del país, declaró.

Gracias a los esfuerzos por cumplir el deseo del Presidente Ho Chi Minh sobre la disposición de establecer amistad con todas las naciones democráticas, Vietnam ahora es un amigo y contraparte confiable de los países, así como miembro responsable de la comunidad internacional, destacó.

Desde un estado bloqueado económicamente y aislado políticamente con relaciones limitadas dentro del grupo socialista, en la actualidad establece nexos diplomáticos con 185 de los 193 integrantes de las Naciones Unidas (ONU) y vínculos comerciales con más de 230 países y territorios.

También actúa activamente en más de 70 organizaciones regionales e internacionales, particularmente la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y diversos importantes órganos de la ONU, agregó.

Vietnam cumplió excelentemente el rol de miembro no permanente del Consejo de Seguridad durante 2008 – 2009 y de presidente de la ASEAN en 1998 y 2010, además de acoger con éxito importantes acontecimientos como la séptima cumbre de la Francofonía en 1997, la quinta Cumbre de Asia – Europa (ASEM 5) en 2005, la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia – Pacífico (APEC) en 2006, la Asamblea de la Unión Interparlamentaria (IPU – 132) en mayo de 2015 y próximamente la Cumbre de APEC 2017.

La cooperación económica con el exterior resulta cada vez más ampliada, respaldando a la atracción de inversión extranjera directa (IED), agregó precisando que hasta el momento el país captó más de 250 mil millones de IED y figura entre pocos participantes en todos los enlaces importantes de la región, incluido el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) y el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP).

A lo largo de 70 años, la diplomacia contribuyó a convertir Vietnam de una nación con nombre ausente en el mapa mundial en una figura cada vez más relevante en la arena internacional, afirmó.

Al analizar los logros del sector en la era de integración internacional, remarcó que la diplomacia nacional desempeña el papel de un piloto conductor de la nave nacional en alta mar, siguiendo los flujos de la época para guiar el país hacia una ruta más beneficiosa en el escenario mundial.

Enfatizó que en primer lugar, impulsó los nexos con otros países de manera esencial, institucionalizando básicamente los marcos de vínculos con los socio prioritarios.

Citó como ejemplo el establecimiento de marcos para los lazos de asociación estratégica e integral con las grandes potencias, incluidos los cinco estados miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

En segundo lugar, mantiene su rol pionero en el despliegue de los lineamientos en torno a la incorporación a las actividades globales trazados por el XI Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam (PCV), acentuó.

Pormenorizó que contribuyó en gran medida al fomento de las relaciones de economía exterior, cuyos frutos constituyen el logro por primera vez de un superávit por tres años consecutivos de 2012 a 2014 y la posición del país como un ejemplo en el Sudeste de Asia en la atracción de inversiones extranjeras con la presencia de más de 100 grupos multinacionales líderes en el mundo.

Después de la emisión de la Resolución 22 al respecto del Buró Político, las labores relacionadas con los nexos exteriores reportaron significativos avances, tales como la participación en las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU, las negociones paralelamente de distintos tratados de libre comercio de gran envergadura, y la obtención del respaldo de otras naciones para su candidatura a miembros de importantes órganos del mayor bloque mundial, notificó.

En el escenario actual, la esfera alcanzó elevar la diplomacia multilateral y adoptar eficientemente la transformación del lema “participar activamente” a “coadyuvar de forma activa al establecimiento de una regla de juego común”, lo cual se demuestra mediante la propuesta de numerosas iniciativas y la adquisición de alta valoración internacional en los foros regionales y globales.

En tercer lugar, intensificó la colaboración con los sectores de defensa y seguridad en la salvaguardia de la soberanía e integridad territorial, gracias a esa estrecha coordinación, Vietnam concluyó la demarcación fronteriza con China y Laos y avanza actualmente en las labores correspondientes con Cambodia, continuó.

Añadió que la diplomacia ganó además el amplio respaldo de la opinión pública internacional respecto a la posición justa y los derechos legítimos del país en los asuntos del Mar Oriental.

En cuarto lugar, obtuvo distintos resultados alentadores en la diplomacia cultural, divulgación de informaciones sobre relaciones exteriores y protección de los compatriotas residentes en alta mar.

Destacó que debido a los esfuerzos de la diplomacia y otras ramas, Vietnam movilizó con éxito el reconocimiento de la UNESCO a distintas reliquias históricas y prácticas culturales como patrimonios mundiales.

Respecto al campo de la comunicación, el sector contribuyó a consolidar la unanimidad y convocar el fuerte apoyo de la población a los sabios lineamientos del PCV y el Estado, coadyuvando a elevar el prestigio de Vietnam en la arena.

Por otro lado, aseveró que la diplomacia aprovechó eficientemente las oportunidades para impulsar el desarrollo firme de Vietnam.

Analizó que en el inestable escenario regional y mundial, especialmente en Asia- Pacífico- lugar que se convirtió en un área de competencia entre las grandes potencias-, la paz y la cooperación sigue figurando como una tendencia principal pero al mismo tiempo, se registra un aumento y evolución complejo de los riesgos de conflicto.

Observó que en ese contexto, un país con un desarrollo económico modesto y una población limitada aún puede proteger sus beneficios legítimos con políticas de relaciones exteriores apropiadas.

Vietnam, una nación con posición estratégica en Asia- Pacífico, se favorece actualmente con distintas oportunidades para unir las fuerzas populares y de la época y aprovechar las ventajas para llevar a cabo exitosamente el proceso de industrialización y modernización.

Reiteró las tres tareas principales trazadas por el secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong, en la 28 Conferencia de Diplomacia en 2013, incluidos mantener el entorno pacífico y estable, salvaguardar la independencia e integridad territorial y proteger el socialismo.

Comprendiendo de su responsabilidad para cumplir esas misiones, la diplomacia adopta de manera flexible nuevos cambios y políticas y desempeña eficientemente su papel de realizar estudios y elaborar estrategias adaptadas a nuevas tendencias para guiar el país hacia un camino adecuado, afirmó.

La esfera sigue firmemente además las lecciones del Tío Ho en la formación de un contingente calificado y fiel a PCV y la Patria, agregó.

Corroboró la determinación de esforzarse al máximo para superar las dificultades y contribuir a llevar la nación a una nueva era de independencia, paz y desarrollo.- VNA