El primer ministro Nguyen Tan Dung (Fuente: VNA)

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, exhortó ante centenares de militantes del Comité Partidista de la provincia sureña de Dong Nai a garantizar la marcha y calidad de los proyectos clave, entre ellos la construcción del aeropuerto Long Thanh.

Al intervenir ayer en la décima asamblea partidista local, mandato 2015 – 2020, Tan Dung urgió a aprovechar todos los potenciales de Dong Nai para convertirla, dentro de cinco años próximos, en provincia básicamente industrializada.

Enfatizó la necesidad de seguir realizando eficientemente la reestructuración económica y la renovación del modelo de crecimiento, con énfasis en el impulso de inversiones en los sectores potenciales, así como productos de alta tecnología y competitividad y amigables al entorno.

Sugirió a estimular la expansión de los servicios de alto valor agregado, tales como en materia de finanzas, banca, turismo, logística, educación – formación y ciencia – tecnología.

Puso de relieve la tarea de vincular el avance particular del territorio con el general de la región Sudeste y la zona económica clave del Sur.

Especial atención se deberá prestar en el desarrollo de los recursos humanos calificados, instó y recomendó además que Dong Nai, como un área dinámica que atrae una gran cantidad de trabajadores migrantes, se esfuerce en garantizar el bienestar social y el empleo, reducir sosteniblemente la pobreza y mejorar las condiciones de vida.

Tan Dung también señaló la importancia de proteger el medio ambiente, conservar la cultura tradicional y los vestigios históricos promoviendo sus valores al servicio del turismo, y mantener asistencia a las personas con mérito revolucionario, familias beneficiadas de políticas sociales, pobladores de etnias minoritarias y fieles religiosos.

Durante el mandato 2015 – 2020, la militancia de Dong Nai necesita fortalecer la construcción de su fila, impulsar el movimiento de estudiar y seguir el ejemplo moral de Ho Chi Minh y combatir contra fenómenos negativos y señales de degradación en materia del pensamiento, temperamento político, la ética y el estilo de vivir, acentuó.

Al mismo tiempo, urgió a incrementar la eficiencia del poder local, agilizar la reforma administrativa y perfeccionar el entorno de negocios creando todas las condiciones favorables para la ciudadanía y la comunidad empresarial.

La satisfacción de los pobladores debe ser un indicador que mide la calidad del trabajo de los funcionarios públicos, declaró.

Durante el último lustro, el Producto Interno Bruto Regional (PIBR) registró ritmo de crecimiento anual promedio de 12 por ciento, mientras el ingreso per cápita aproximó tres mil 100 dólares, dos veces más que el de 2010.

Para 2015 – 2020, el territorio planea alcanzar un incremento promedio del PIBR de ocho – nueve por ciento y un ingreso per cápita de hasta cinco mil 800 dólares. El valor de las exportaciones se acrecentará en 9 – 11 por ciento y la tasa de pobreza deberá quedar inferior de uno por ciento. – VNA