Manila  (VNA) – El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que mantendrá los tratados y la actual alianza militar entre su país y Estados Unidos, a pesar de sus planes para poner fin a todos los futuros ejercicios militares conjuntos con esa nación norteamericana.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: VNA/ Reuters)


Duterte hizo estas declaraciones ante representantes de la Guardia Costera de Filipinas y anunció que está reestructurando su política exterior hacia la independencia.

Reveló que China y Rusia se encuentran como parte de la política exterior de Filipinas, y él realizará pronto visitas a estos dos países.

Con anterioridad, Estados Unidos y Filipinas finalizaron antes de lo provisto sus ejercicios de desembarco anfibio y los incendios simulados PHIBLEX 33, en los cuales participaban unos dos mil soldados.

Rodrigo Duterte, quien asumió la presidencia en junio pasado, dijo que PHIBLEX 33 es el primero y último ejercicio militar con Estados Unidos durante su mandato, que finalizará en 2022.

También anunció que revisará el Acuerdo de Cooperación en la Defensa Reforzada (EDCA, inglés) firmados entre su país y Estados Unidos en 2014.

Estados Unidos y Filipinas realizan tres grandes maniobras conjuntas y 28 ejercicios de entrenamiento cada año. – VNA