Hanoi (VNA)- Las perspectivas de la economía de Vietnam se ven mejoradas en la segunda mitad del 2017, pero el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se ubicará en 6,5 por ciento, menos que la meta planeada por el Gobierno.


Según pronósticos del Ministerio de Planificación e Inversión, el incremento económico en los meses restantes del año será impulsado por la mejoría de la economía global y del clima de negocios, y la integración internacional.  

Además, los impactos positivos de las reformas políticas del Gobierno y los esfuerzos implementados en 2016 respaldarán los negocios y promoverán la atracción de inversión más que el año pasado.

El Ministerio dijo que el crecimiento económico será positivo toda vez que tres sectores principales como agricultura, industria y servicios registraron una mejoría.

El sector de servicios alcanzó un incremento en los primeros siete meses del año, mientras el de industria y construcción se espera que se continúe recuperando fuertemente, particularmente la industria manufacturera y procesadora.

El flujo de inversión extranjera directa (IED) también se prevé que se beneficie de la mejora del clima de inversión y la integración internacional profunda del país, así como con la confianza de inversores en la economía vietnamita.

Se estima que la IED en Vietnam alcance 15 mil 300 millones de dólares en 2017.

Sin embargo, la economía nacional enfrentará dificultades, especialmente después de la retirada de Estados Unidos del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) y las políticas de proteccionismo.

Además, la inestabilidad de los precios del petróleo a nivel mundial, que cayó por debajo de 50 dólares por barril, crea ciertos impactos.

Si los precios del petróleo siguen bajando, Vietnam necesitará considerar el aumento de la explotación petrolera para cumplir su meta de crecimiento.

Los precios del petróleo afectarán significativamente a la inflación en la segunda mitad del año, sin embargo, los precios de mercancías se prevé que se mantengan estables pese al aumento leve del salario básico a inicios de julio.

Se espera que la inflación sea controlada por debajo de cinco por ciento este año, mientras el PIB se ubique en 6,5 por ciento.

Según el pronóstico del Banco Mundial, la economía vietnamita crecerá 6,3 por ciento en 2017. – VNA