Hanoi (VNA) – La economía vietnamita mantendrá su crecimiento incluso sin el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), aseguró Raymond Mallon, asesor del Programa de reforma económica Australia-Vietnam.  

El experto dijo al periódico local Dau Tu (Inversión) que si el TPP no es ratificado bajo la administración de Donald Trump, dañará la confianza en el compromiso de Estados Unidos con Asia.  

El fracaso del TPP, en su caso, podría ralentizar el crecimiento del intercambio comercial entre Estados Unidos y Vietnam, afectando negativamente así a la potencialidad de expansión económica en general del país, observó.

Sin embargo, incluso si disminuye el porcentaje de las exportaciones e importaciones con el mercado norteamericano en el intercambio comercial total de Vietnam, Estados Unidos podrá seguir siendo un socio importante, anotó.  

Mallon citó datos oficiales de Vietnam de que Estados Unidos fue el mayor importador de productos vietnamitas, con un valor de 38 mil 100 millones de dólares, y a la vez fue el sexto exportador al mercado indochino, con ocho mil 700 millones de dólares.  

Por otro lado, la gran cantidad de socios comerciales y tratados económicos con contrapartes importantes, tales como el tratado de libre comercio con la Unión Europea y el Acuerdo de Asociación Económica Integral regional, son motores para el potencial crecimiento inversionista y comercial de Vietnam en el futuro, aseguró.

Además, Vietnam realizó numerosas reformas, mejorando el entorno de negocios, la competitividad y la productividad, no sólo a fin de cumplir los compromisos establecidos en TPP, sino también para beneficiar a su propia economía, añadió.  

Recomendó al país acelerar esas medidas, ya que con o sin TPP, esos esfuerzos facilitarán la competencia, la cual es la llave para impulsar la innovación y garantizar el acceso equitativo de todos los habitantes a las crecientes oportunidades de la economía.  

Según el experto, el mayor motor del crecimiento económico de Vietnam en los próximos años es la integración del país en las cadenas de valor regionales y globales.

Ese proceso requerirá del país una conectividad más firme entre las empresas nacionales y extranjeras, así como una mayor atención al perfeccionamiento del marco legal, de las habilidades profesionales e infraestructuras.

El país también deberá garantizar la distribución equitativa de los beneficios obtenidos del desarrollo económico, para impulsar la expansión de la clase media, que representa buena parte de la comunidad de consumidores nacionales, un motor fundamental para el estímulo del crecimiento.

Mallon también observó que la meta de incremento de 6,7 por ciento trazada para 2017 es factible, dada la recuperación del crecimiento de la agricultura, la creciente demanda de consumo y el gran flujo de inversiones extranjeras directas en Vietnam.

No obstante, el país deberá esforzarse por superar desafíos como desastres naturales, las barreras en la estructura de la economía y la brecha de productividad entre los trabajadores rurales y urbanos, sugirió.

Vietnam necesita reformas institucionales más firmes, para garantizar que las oportunidades sean divididas equitativamente a todo el mundo, concluyó. – VNA