Washington (VNA) – Las construcciones ilegales de China en el Mar del Este podrían destruir los arrecifes y amenazar los recursos pesqueros en esas aguas, además de violar las leyes internacionales a favor de la protección del medio ambiente.

as construcciones ilegales de China en el Mar del Este podrían destruir los arrecifes y amenazar los recursos pesqueros en esas agua (Fuente: EPA)


Así lo subrayó la Comisión de Revisión de Seguridad y Economía Estados Unidos- China en su informe presentado recientemente al Congreso estadounidense.

La envergadura y la velocidad de las actividades chinas en el Mar del Este, la biodiversidad de la región y la importancia del archipiélago de Truong Sa (Spratly) para el ecosistema de la zona hacen que las acciones de Beijing son de especial preocupación, precisa el documento.

De acuerdo con el reporte, desde finales del 2013 hasta octubre del año pasado, China cimentó islas artificiales con una superficie total de más de 12 kilómetros cuadrados en siete estructuras geográficas que ocupa ilegalmente en el archipiélago de Truong Sa.

Las acciones de dragas de China han dañado los arrecifes y destruido los corrales al impedir la luz solar, fuente vital de los corales formadores de arrecifes, detalla el informe.

Agrega que las actividades de cimentación matarían a los seres vivos marítimos y los expulsarían de los arrecifes, lo que perjudicarían al ambiente sano en las zonas costeras.

La Comisión de Revisión de Seguridad y Economía Estados Unidos- China acusó a Beijing por no publicar plenamente informaciones para la evaluación de impactos al medio ambiente de sus actividades.

Con anterioridad, el portavoz de la Cancillería vietnamita, Le Hai Binh, subrayó que “la soberanía de Vietnam sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa es indiscutible”.

Ignorando la oposición y las preocupaciones de Vietnam y de la comunidad internacional, China sigue ejecutando acciones que no sólo infringen severamente la soberanía de Vietnam y militarizan la situación en el Mar del Este, sino también amenazan la paz, estabilidad, libertad y seguridad de la navegación marítima y aérea en esa zona, remarcó.

Declaró que “Vietnam repudia enérgicamente cualquier acto que viole gravemente su soberanía y exige a China actuar con palabras y acciones responsables y constructivas en el mantenimiento de la paz y estabilidad en la región y el mundo, con apego a las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982 y la Declaración de las partes en el Mar del Este (DOC)”.

Vietnam dispone de suficientes evidencias jurídicas e históricas para ratificar su soberanía indiscutible sobre los archipiélagos de Hoang Sa y Truong Sa.

China ocupa, por medio de la fuerza, Hoang Sa desde 1974. Beijing estableció la llamada “ciudad de Sansha” en la isla de Phu Lam, en este archipiélago, a partir de julio de 2012, con la intención de monopolizar los archipiélagos en el Mar del Este, incluidos Hoang Sa y Truong Sa de Vietnam.

La nación indochina declaró, en repetidas ocasiones, que la ocupación por fuerza de China sobre Hoang Sa y Truong Sa es ilegal y exigió a Beijing poner fin inmediato a las acciones que infringen la soberanía de Vietnam sobre esos archipiélagos. – VNA