Manila (VNA) - Estados Unidos está preocupado por una serie de ataques y secuestros de tripulantes de remolcadores, realizados por los yihadistas de Abu Sayyaf en aguas del Sudeste de Asia, y está dispuesto a echar una mano en caso necesario, informó un oficial de la Armada. 

El contraalmirante Brian Hurley informó, en una entrevista aquí la víspera, que la Marina de EE.UU. ha trabajado con gobiernos de países sudesteasiáticos para garantizar la libertad de navegación y la seguridad de ciudadanos en la región, y continuará haciéndolo. 

El contraalmirante Brian Hurley

Indonesia, Malasia y Filipinas han acordado adoptar posibles acciones coordinadas, incluidos patrullajes marítimos y aéreos, y establecer un “corredor de tránsito”, como las vías marítimas designadas para barcos en los mares a lo largo de sus fronteras, para detener una alarmante ola de ataques por parte de Abu Sayyaf y militantes aliados. 

Más de 20 tripulantes indonesios y malasios fueron secuestrados por esos rebeldes desde abril. Todos los rehenes han sido liberados a cambio de rescates, pero un remolcador fue atacado el mes pasado y siete marineros indonesios fueron retenidos. 

Formada a inicios de los años 90 del siglo pasado, la organización Abu Sayyaf está integrada por unos 400 extremistas islámicos y opera principalmente en la región meridional de Filipinas, donde ha realizado numerosos secuestros por dinero, ataques con bombas y asesinato de rehenes. 

El grupo fue culpabilizado por los peores atentados terroristas en Filipinas, entre ellos el ataque con bombas en un ferry en la bahía de Manila en 2004, que cobró la vida de un centenar de personas. – VNA