Manila  (VNA)- El ejército de Filipinas envió otros dos mil 500 soldados a la isla de Jolo y sus islotes adyacentes para intensificar las operaciones contra los rebeldes islámicos extremistas de Abu Sayyaf, que han jurado lealtad al denominado Estado Islámico (EI).

El ejército de Filipinas (Fuente: Reuters)


En una declaración ante la prensa, Ernesto Abella, portavoz del presidente filipino, subrayó que el mandatario quiere asegurar que los riesgos procedentes de Abu Sayyaf deben ser resueltos lo más pronto posible.

De acuerdo con el portavoz militar, Filemon Tan, esta tropa adicional junto con dos brigadas participará en la lucha para eliminar Abu Sayyaf, objetivo que fijó el presidente electo, Rodrigo Duterte.

Con anterioridad, al menos 15 efectivos murieron y otros 10 resultaron heridos en un enfrentamiento el lunes entre el ejército filipino y combatientes de Abu Sayyaf.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó el miércoles pasado a las fuerzas de seguridad que destruyan AbuSayyaf, después de que la banda se opuso al llamamiento para desarme.

Formada a inicios de los años 90 del siglo pasado, la organización Abu Sayyaf está integrada por unos 400 extremistas islámicos y opera principalmente en la región meridional de Filipinas, donde ha realizado numerosos secuestros por dinero, ataques con bombas y asesinato de rehenes.

El grupo fue culpabilizado por los peores atentados terroristas en Filipinas, entre ellos el ataque con bombas en un ferry en la bahía de Manila en 2004, que cobró la vida de un centenar de personas. – VNA