Manila, (VNA) El Ejército de Filipinas inició hoy un cese el fuego temporal en la ciudad sureña de Marawi, con el fin de facilitar a los ciudadanos locales a celebrar el fin del mes de Ramadán.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)
 
De acuerdo con el portavoz del Ejército nacional, Restituto Padilla, el alto el fuego de ocho horas entró en vigor a las seis de la mañana según la hora local.

Sin embargo, la decisión se suspenderá inmediatamente una vez que los grupos rebeldes en Marawi tengan actuaciones contra los soldados y ciudadanos locales, añadió.

Los enfrentamientos en Marawi entre el ejército nacional y los grupos rebeldes relacionados con el Estado Islámico (EI) se aliviaron y los musulmanes participaron en las oraciones en las mezquitas.

El 24 de este mes, el comandante del ejército filipino en la zona Mindanao Occidental, Carlito Gavez, reveló la probabilidad de que el supuesto líder de la filial del EI en Filipinas, Isnilon Hapilon, se huya de Marawi.

[Ejército de Filipinas contrarresta ataque de extremistas islámicos]

 
Los conflictos se iniciaron el 23 de mayo cuando los rebeldes atacaron a la ciudad de Marawi con armas pesadas. Posteriormente, el presidente Rodrigo Duterte declaró la ley marcial en toda la isla de Mindanao, donde se ubica tal urbe.

Hasta el momento, se han registrado la muerte de unos 230 sicarios y al menos 59 soldados y 26 ciudadanos. Mientras tanto, más de 309 mil personas se vieron obligadas a evacuar de la ciudad. –VNA