Bangkok (VNA) – El ejército tailandés y las fuerzas rebeldes yihadistas acordaron establecer una “zona segura” en la región sureña del país.

Escena de un ataque con bomba en el sur de Tailandia. (VNA)

Este paso posee un gran significado para el proceso de paz que busca poner fin al conflicto sangriento que ha durado 13 años en el sur de Tailandia.

Mara Patani, el grupo insurgente representante de las fuerzas yihadistas en la region sureña, declaró que ese acuerdo constituye una medida para construir la confianza mutua.

Por su parte, el premier tailandés, Prayut Chan-ocha, aplaudió ese avance y al mismo tiempo, advirtió que cualquier ataque a esa zona podría dañar al proceso de la paz.

El gobierno tailandés inició las negociaciones con las fuerzas rebeldes en el sur desde 2013, bajo el mandato de la exprimera ministra, Yingluck Shinawatra. Estas conversaciones fueron interrumpidas por los ataques frecuentes en esa región y la inestabilidad política que ha durado 10 años en Bangkok. –VNA