martes, 25 de julio de 2017 - 15:51:00

El alma vietnamita a través de las pinturas de arroz

Lương Mai Phương source Impresión

Ciudad Ho Chi Minh (VNA)- El artesano Duong Huu Cuong, dueño del taller de pinturas de arroz Ngoc Linh, en el distrito 5 de Ciudad Ho Chi Minh, expresó que este tipo de creación se ha desarrollado en los últimos 11 años y, gracias a su singularidad y alto valor artístico, gana poco a poco su propia posición en el mercado.
 
Una pintura hecha con arroz (Fuente: VNA)

Huu Cuong se dedicó a la creación de pinturas de arroz desde hace 11 años y ha acumulado muchas experiencias en ese campo. Señaló que la elaboración de estos cuadros no es muy difícil, pero para hacer una bella obra con alma se requiere de los creadores mucha paciencia, pasión y dedicación.

Su pequeño taller cuenta con unas diez personas. Todos los días injertan con diligencia los granos de arroz en los marcos de madera. Bajo sus manos hábiles, los pequeños granos se convierten en animadas y atractivas piezas de arte.

De acuerdo con Cuong, los granos deben ser elegidos cuidadosamente. Todos deben tener el mismo tamaño y estar intactos. Se puede utilizar el arroz normal o el glutinoso.

Los artesanos los preparan con cuatro colores principales: blanco, amarillo, marrón y negro, según se tuesten con el calor adecuado. A partir de estos colores, pueden crearse otros diez tonos diferentes.

Luego se colocan con pegamento en el marco de madera de acuerdo con el diseño preliminar. El pegamento utilizado, llamado "leche", es pegajoso, durable y fácil de secar, y no mancha los granos.

Los temas de la pintura de arroz son diversos: paisajes, retratos, asuntos religiosos y arte caligráfico.

El paso más importante es la combinación de los colores de una manera armoniosa.

El tiempo para completar un cuadro depende de su tema y tamaño. Por ejemplo, para crear un cuadro grande de 80x120 cm, normalmente se emplea de seis a 12 días.

La última fase, pero no la menos importante, es el secado de la pintura al sol para que los granos se adhieran mejor y la pintura quede más pulida.

Huu Cuong expresó que la vida de una obra de arroz dura normalmente unos diez años, por lo que su precio es bastante elevado.

Los temas de las pinturas de arroz son diversos: paisajes, retratos, asuntos religiosos, arte caligráfico, animales y temas abstractos. Debido a su variedad y valor artístico, estas son piezas codiciadas por muchos turistas, especialmente extranjeros. Las consideran lindos regalos para sus familiares y amigos.

Con materiales simples, las pinturas de arroz son hechas por los artesanos expertos con amor y pasión. Se puede exponer este tipo de obra en diferentes espacios, sobre todo el hogar, ya que refleja personajes amistosos y hospitalarios. – VNA 
Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros