Quang Nam, Vietnam (VNA)- Con existencia de más de cuatro siglos, el Chua Cau (Puente de la Pagoda) es uno de los sitios más emblemático de la antigua ciudad de Hoi An, en la provincia central de Quang Nam.
(Fuente: VNA)

Es considerado el "corazón" de Hoi An. Es una obra histórica hermosa, que destaca el intercambio cultural y arquitectónico entre Vietnam y Japón. Fue construida cerca del río Hoai en el siglo XVII por donaciones de comerciantes japoneses, por lo que Chua Cau es también llamado "el puente japonés".

Según leyendas niponas, había en el mar un monstruo nombrado Mamazu. Su cabeza estaba en Japón, con la cola en la India y la espalda en Hoi An. Este monstruo marino a menudo causaba terremotos en Japón, y Hoi An también era afectada. Con el fin de dominarlo, los japoneses construyeron el puente para adorar a los genios del mono y el perro en sus dos extremos. Según el feng shui, se considera al Chua Cau una espada que perfora la parte posterior de Mamazu, lo que lo hizo incapaz de agitar su cola para causar terremotos.

El puente tiene una arquitectura especial, con la forma de una pagoda de madera cubierta con azulejos de yin-yang en un lado. En su entrada principal, hay una gran placa con tres grafías chinas: "Lai Yuan Qiao", lo que significa "Bienvenida a amigos lejanos". Esta expresión fue inscrita por el señor Nguyen Phuc Chu durante su visita a Hoi An en 1719.

La obra es de madera de color rojo lacado, con meticulosas tallas. La pagoda mira hacia el río Hoai y tiene estatuas de madera de un perro y un mono en ambas cabezas del puente.

Se dice que la construcción comenzó el año del perro y se completó en el del mono. De acuerdo con la creencia japonesa, estos animales son sagrados, capaces de controlar al monstruo Mamazu. Dentro de la pagoda, no hay imágenes de Buda, solo una estatua de madera de Bac De Tran Vo, dios patrono de la región que trae felicidad y riqueza a la población local, en la sala principal.

Con el tiempo, el Chua Cau ha sido restaurado varias veces, y aún se mantienen intactas sus características arquitectónicas y culturales. Ahora luce más brillante con faroles de colores en la noche y se ha convertido en un lugar favorito para celebrar numerosas actividades de intercambio cultural entre Hoi An y Japón, como la noche de homenaje a las víctimas del tsunami en Japón de 2011, el desfile de moda de kimonos en Hoi An y el festival culinario japonés.

Masami Nakamura, director de desarrollo de proyectos de la agencia de viajes Apex Vietnam, dijo que el Chua Cau es un destino que deben visitar los turistas japoneses durante su estancia en Hoi An, pues es una muestra significativa del intercambio comercial y cultural entre los dos países.-VNA