Hanoi, (VNA)- Los positivos resultados en la atracción de la Inversión Extranjera Directa (IED), el mejoramiento del entorno de negocios y la estabilidad de las políticas monetarias constituirán elementos impulsores para la economía vietnamita en los próximos trimestres, argumentaron especialistas nacionales.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Enfatizaron que pese al modesto crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en los primeros tres meses del año, cifra que se situó en 5,1 por ciento, el país indochino mantuvo la estabilidad macroeconómica y alcanzó un aumento crediticio de 2,81 por ciento.

Por otro lado, el valor de las exportaciones registró un incremento significativo de 12,8 por ciento y los sectores de agricultura, servicios y turismo reportaron avances notables, subrayaron.

Además, el Índice de Gestores de Compras de Vietnam (54,6 puntos) se situó en un nivel más alto en comparación con el promedio de los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (50,9 puntos), según clasificación de la consultoría japonesa Nikkei.

Esas señales apoyarán al plan nacional de alcanzar un avance crucial en los meses restantes del año con el fin de obtener en 2017 un crecimiento económico de 6,7 por ciento según la meta trazada, opinaron.

Por otro lado, durante la reunión ordinaria de marzo del Gobierno del país sudesteasiático, los miembros del gabinete señalaron varios signos optimistas en torno a la exportación, el ingreso presupuestario, la atracción y el desembolso de IED y el cambio de políticas relacionadas con las reformas institucionales.

Al lado de esas condiciones, enfatizaron la necesidad de esforzarse para garantizar una eficiente cooperación intersectorial en el pronóstico de la evolución de la inflación y los precios de los servicios de salud, educación y energía, en aras de reajustar de manera oportuna las políticas macroeconómicas.

Abogaron por seguir de cerca la importación de algunos productos principales de la ASEAN para trazar medidas adecuadas en la protección a los grupos nacionales y disminuir el déficit en el intercambio comercial con otros países en la región.

Propusieron además fomentar el control de la inversión pública, la atracción de IED y el desarrollo de la industria de apoyo, la tecnología limpia y el contingente laboral.

Con el fin de cumplir la planificación, los sectores y ministerios involucrados establecieron varios programas de acciones encaminadas a garantizar la estabilidad macroeconómica e impulsar las reformas financieras.

Prestan además atención en mejorar el entorno de negocios y respaldar a las empresas emprendedoras, al lado de la solución eficiente de los problemas vinculados al bienestar social y la lucha contra el despilfarro y la corrupción.- VNA