Hanoi (VNA) - Vietnam y Estados Unidos emitieron aquí una declaración conjunta, en ocasión de la visita histórica al país indochino del presidente Barack Obama, por invitación de su homólogo anfitrión, Tran Dai Quang. 

El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, y su homólogo estadounidense, Barack Obama (Fuente: VNA)

Ambas partes destacaron la buena marcha de las relaciones bilaterales el año pasado, bajo el espíritu de la asociación integral establecida en 2013 y la declaración conjunta emitida durante la estancia en Estados Unidos del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, en julio de 2015. 

Los intereses comunes de Washington y Hanoi continúan expendiéndose a través de la intensificación del intercambio de delegaciones en todos los niveles y el mantenimiento de mecanismos de diálogo, de la promoción del crecimiento económico, de la profundización de la cooperación en educación, ciencia-tecnología, salud, seguridad y defensa, derechos humanos y otros sectores. 

El creciente desarrollo de las relaciones entre ambos Estados ha contribuido de manera positiva a los esfuerzos conjuntos de la comunidad internacional por promover la paz, estabilidad y cooperación, y la construcción de una región basada en las leyes. 

Ambas naciones también abordan juntos desafíos regionales y globales como el cambio climático, el desarrollo sostenible, la salud mundial, la no proliferación de armas de destrucción masiva, el mantenimiento de la paz y el tráfico de especies silvestres. 

Para alcanzar tales objetivos, ambas naciones reafirmaron el compromiso de respetar la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional, su respectiva institución política, la independencia, la soberanía y la integridad territorial. 

También se comprometieron a fortalecer la Comunidad de la ASEAN y a cooperar con la comunidad internacional en la respuesta a los retos globales. 

Ratificaron su compromiso a profundizar la asociación integral en diversos sectores, desde política y diplomacia hasta economía y seguridad. 

Los dos países acordaron continuar el intercambio de delegaciones de distintos niveles, especialmente las de alto nivel y de agencias gubernamentales de los dos países. 

Coincidieron con la ampliación de diálogos entre las dos Cancillerías para intercambiar asuntos de interés común y medidas para intensificar la asociación integral bilateral. 

Destacaron la necesidad de fortalecer la confianza mutua en la materialización de los nexos de amistad y cooperación sostenible, sana y duradera. 

Ambas naciones se concentrarán en el fomento de los lazos en economía, comercio, inversiones, ciencia y tecnología, capacitación de recursos humanos y cambio climático, de acuerdo con el documento. 

Subrayaron la importancia del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, inglés) en economía y estrategia, lo que promoverá las actividades al respecto entre los dos países y creará más puestos de trabajo. 

Reafirmaron su compromiso de impulsar la pronta ratificación y plena implementación de ese acuerdo, incluidos los compromisos en inversión, facilitación de negocios y desarrollo empresarial, protección de la propiedad intelectual, textil, sector laboral y medio ambiente. 

Estados Unidos ayudará a Hanoi mediante programas de asistencia técnica para que el país indochino cumpla con los estrictos estándares del TPP y considerará el reconocimiento a Vietnam como una economía de mercado. 

Ambos Estados también promoverán el comercio bilateral y continuarán impulsando el intercambio de productos agrícolas, acuáticos e industriales. 

Saludaron los acuerdos firmados en esta visita, tales como la compra por la aerolínea Vietjet Air de 100 aeronaves de Boeing y de motores de Pratt & Whitney, así como un memorando de entendimiento sobre la energía eólica entre el grupo estadounidense GE y el Ministerio vietnamita de Industria y Comercio. 

Concordaron con el aumento de intercambio popular para fomentar el entendimiento mutuo, la cooperación y la amistad entre los dos pueblos. 

Washington saludó la aceptación del gobierno vietnamita de la enseñanza del idioma inglés por la organización Peace Corps y la apertura de la Universidad Ful

bright, ambas en la nación sudesteasiática. 

Ambas partes expresaron su satisfacción por la concesión de visados de múltiple entrada por un año para los viajeros de negocios y turistas de corto plazo de los dos países.

Valoraron altamente los logros alcanzados por la comunidad vietnamita residente en la nación norteamericana y sus contribuciones a la promoción de los nexos bilaterales. 

Destacaron el compromiso al fomento de la cooperación en defensa, centrada en sectores humanitarios, legado de la guerra, seguridad marítima, mantenimiento de la paz, asistencia caritativa y adaptación al cambio climático, así como en la lucha contra delincuencia transnacional y seguridad cibernética. 

Vietnam saludó el levantamiento completo por el gobierno estadounidense del embargo de armas a su país y la ayuda de Washington en seguridad marítima mediante una iniciativa al respecto (MSI), el programa de cooperación en reducción de amenazas y la financiación militar exterior. 

Los dos Estados firmaron una carta de intención sobre la fundación de un grupo de trabajo para la Iniciativa de Cooperación Humanitaria y Almacenamiento Médico (CHAMSI, inglés), lo que avanzará la colaboración en asistencia humanitaria y operaciones de socorro. 

Washington subrayó su apoyo a los esfuerzos de Vietnam en el despliegue de fuerzas de la paz de la ONU. 

También apreció la colaboración activa de Hanoi en la contabilidad de los soldados estadounidenses desaparecidos durante la guerra pasada. 

Los dos países concordaron continuar la colaboración en la desactivación de los artefactos explosivos remanentes de la conflagración. 

Vietnam saludó los éxitos de la primera fase de desintoxicación de dioxina en el aeropuerto internacional de Da Nang, en el Centro del país, mientras que Estados Unidos se comprometió a limpiar la contaminación por dioxina en el aeródromo Bien Hoa, en el Sur. 

Washington apreció los esfuerzos continuos de la parte vietnamita por el perfeccionamiento de su sistema legal y las reformas jurídicas, con el fin de garantizar mejor los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos. 

Ambas partes estimularon una mayor cooperación para asegurar que todas las personas independientemente de su sexo, raza, religión y orientación sexual, así como los discapacitados, gocen plenamente de sus derechos humanos. 

Respecto a asuntos regionales y mundiales, ambas partes confirmaron su compromiso a la solución pacífica de las disputas territoriales y marítimas a través de procesos diplomáticos y legales, sin el uso o la amenaza de utilizar la fuerza, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982. 

Pusieron énfasis en los compromisos de las partes involucradas en la abstención de acciones que agraven o amplíen los conflictos, y destacaron la importancia del pleno cumplimiento de la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar del Este (DOC) y de la aceleración de las negociaciones para la pronta conclusión de un Código de Conducta al respecto (COC). 

En este sentido, ambas naciones expresaron preocupaciones por los recientes sucesos en el Mar del Este, que provocan tensiones, erosionan la confianza y amenazan la paz, seguridad y estabilidad. 

Reconocieron la urgencia de mantener la libertad de navegación marítima y aérea, y actividades comerciales legales en esa zona, así como exhortaron la no militarización y el autocontrol en la solución de controversias, y acordaron trabajar estrechamente con otros socios en la ASEAN en la implementación de la Declaración Sunnylands, aprobada en febrero pasado en esa localidad de California. 

Pactaron por impulsar la coordinación en la adaptación al cambio climático, la respuesta a brotes en humanos y animales, y el sector nuclear civil. 

Washington respaldará a Vietnam en la organización de la Cumbre de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC) en 2017, y en la superación de las secuelas provocadas por la sequía más severa durante los últimos 90 años en este país y la penetración del mar. 

Ambos países también coincidieron con el fomento de la asociación integral bilateral de manera más profunda, práctica y eficaz, por los beneficios de los dos pueblos, por la paz, la estabilidad y el desarrollo en la región y en el mundo. – VNA