Phnom Penh (VNA) - Vietnam y Camboya emitieron hoy una declaración conjunta en ocasión de la visita estatal del secretario general del Partido Comunista vietnamita, Nguyen Phu Trong, a este país en respuesta a la invitación del rey Norodom Sihamoni.

Nguyen Phu Trong y el rey Norodom Sihamoni (Fuente: VNA)

Durante la visita, que se desarrolla del 20 al 22 de este mes, Phu Trong sostuvo encuentros con el monarca; el presidente del Senado, Samdech Say Chhum; el titular de la Asamblea Nacional, Samdech Heng Samrin; y el primer ministro, Samdech Hun Sen, según el documento.

En la ocasión, Phu Trong y Hun Sen testimoniaron la firma de una serie de acuerdos de cooperación en los ámbitos de rescate en la frontera terrestre común, conectividad económica, desarrollo de plantas eléctricas y del comercio de energía, y telecomunicaciones.

Ambas partes reconocieron la visita del máximo dirigente partidista vietnamita como hito histórico que marca 50 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países y el Año de amistad bilateral 2017.

Valoraron que los buenos vínculos de vecindad entre ambas naciones alcanzaron resultados integrales e importantes en la lucha contra los enemigos comunes, la reivindicación de la independencia y el derrocamiento del régimen genocidio en Camboya, así como en la construcción y desarrollo de cada país.

Phnom Penh expresó el agradecimiento por el respaldo concedido por el pueblo vietnamita a Camboya tanto en el pasado como en el presente, particularmente en la lucha contra el régimen genocidio; mientras Hanoi reiteró su gratitud por el apoyo ofrecio constantemente por la Familia Real, el gobierno y los hermanos camboyanos.

En este sentido, ambas partes ratificaron la determinación de promover los resultados alcanzados, para profundizar las relaciones de vecindad y amistad entre los dos pueblos.

Tras manifestar sus felicitaciones a Camboya por el éxito de las elecciones comunales y distritales en junio pasado, Phu Trong expresó su deseo de que el país vecino efectúe exitosamente los comicios parlamentarios en 2018, al igual que su convicción de que bajo el reinado de Sihamoni y el liderazgo del Senado, la Asamblea Nacional y el gobierno, que tiene como núcleo al Partido Popular, el pueblo vecino alcanzará mayores logros en el proceso de desarrollo.

De acuerdo con la declaración conjunta, ambas partes coincidieron en que la preservación y promoción de las relaciones de buena vecindad, amistad tradicional y cooperación integral y duradera constituye una responsabilidad mutua, por el desarrollo sostenible y el futuro brillante de cada país, y por la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región y el mundo.

En este sentido, acordaron fortalecer los nexos entre dirigentes de alto nivel de los dos países, aumentar la eficiencia de los mecanismos de cooperación existentes e impulsar la educación a las generaciones jóvenes sobre los lazos entre los dos pueblos.

Abogaron por la implementación eficiente de los acuerdos bilaterales, entre ellos los referentes a la conectividad entre las dos economías, los sectores de energía y turismo y los mercados de ambos países.

Exhortaron a adoptar medidas destinadas a mejorar el entorno de negocios en cada nación, intensificar las actividades de promoción para aumentar el intercambio comercial a cinco mil millones de dólares para 2020, y fomentar la colaboración para mejorar la calidad de la educación-formación y del desarrollo de los recursos humanos.

Reiteraron el principio de no permitir a ninguna fuerza política y militar utilizar el territorio de un país para amenazar la seguridad del otro, destacaron la necesidad de reforzar la colaboración en las actividades humanitarias, la gestión de la frontera compartida, los puestos de control y las actividades en el mar y la lucha contra los crímenes transnacionales.

En cuanto a la cuestión fronteriza, recalcaron el respeto y la plena aplicación de los acuerdos firmados, convinieron completar pronto la plantación de los marcadores fronterizos auxiliares y los puestos de señalización y seguir buscando soluciones justas y adecuadas para abordar completamente las zonas fronterizas de paz, amistad, cooperación y desarrollo sostenible.

Hanoi manifestó el agradecimiento por los esfuerzos del gobierno camboyano para asistir a los vietnamitas residentes en ese país; mientras Phnom Penh se comprometió a adoptar más medidas adecuadas con el fin de garantizar los derechos e intereses legítimos de esas personas.

Por otro lado, se pronunciaron por la coordinación estrecha en los foros multilaterales y los mecanismos subregionales, y acordaron trabajar conjuntamente y con otros países y organizaciones internacionales concernientes para garantizar la gestión y explotación sostenible de los recursos del río Mekong.

Subrayaron la importancia de mantener la paz, la estabilidad y la seguridad en el Mar del Este; y de resolver pacíficamente las disputas con el desempeño del autocontrol, sin el uso o la amenaza de utilizar la fuerza, y en concordancia con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.

Se comprometieron a coordinar estrechamente en el marco de la cooperación entre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y China, cumplir cabal y efectivamente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este y establecer cuanto antes un código al respecto. - VNA