Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Tokio (VNA)- El emperador Akihito y la emperatriz Michiko de Japón organizaron una fiesta del té en el palacio imperial, en Tokio, para celebrar el éxito de su visita a Vietnam del 28 de febrero al 5 de marzo.

Asistieron al evento el primer ministro anfitrión, Shinzo Abe, y el embajador de Vietnam en Japón, Nguyen Quoc Cuong.

El emperador Akihito agradeció a los líderes y al pueblo vietnamita por su cálida y hospitalaria bienvenida durante la visita, y manifestó su esperanza de que su viaje contribuya a fortalecer los lazos binacionales.

En sus conversaciones con el diplomático vietnamita, la pareja real expresó que se sintió conmovido por el afecto sincero que los líderes y el pueblo del país indochino le dieron durante la histórica visita.

Aseguró que van a guardar para siempre en su memoria las imágenes de un hermoso y hospitalario Vietnam.

A su vez, Quoc Cuong afirmó que la visita, la primera realizada por el emperador y la emperatriz de Japón a la nación sudesteasiática, es un hito especialmente importante en el desarrollo de las relaciones Hanoi-Tokio.

Desde el establecimiento de los nexos diplomáticos hace 44 años, las relaciones Vietnam- Japón han registrado un desarrollo integral y profundo.

Ambos países no sólo son asociados sino también amigos confiables con similitudes culturales, interés compartido y economía complementaria y contribuyen activamente a la paz, estabilidad y desarrollo en la región.

Hanoi y Tokio establecieron la asociación estratégica bilateral en 2009, lo que contribuyó al impulso de los nexos de cooperación multifacética, especialmente en la política, economía, intercambio cultural e inversiones.

Hoy día, Japón es uno de los principales socios de Vietnam y el primer país del Grupo de los siete (G-7) que reconoció el estatuto de economía de mercado de la nación indochina en octubre de 2011.– VNA