Tokio  (VNA) – Representantes de la Embajada de Vietnam en Japón visitaron la fábrica Seinan en la prefectura de Iwate, para inspeccionar las condiciones de vida y trabajo de empleados vietnamitas, descritas como pobres por un coterráneo.

Empleados, incluidos vietnamitas, en Seinan (Fuente: VNA)

En una carta enviada el 15 pasado a la representación diplomática, el trabajador Nguyen Quang Hung dijo que las condiciones laborales, incluidas equipos de protección y la vivienda, no son garantizadas para nueve empleados vietnamitas, y los costos del alojamiento y alimentos son deducidos de manera irracional de su salario.

Sin embargo, según la carta, en la red social se divulgó la información de que 43 empleados vietnamitas en Seinan fueron tratados injustamente.

Luego de la inspección, llevada a cabo este viernes, representantes de la Embajada rechazaron esa información, pues además de Hung, sólo hay ocho trabajadores vietnamitas en la fábrica, los cuales dijeron que están satisfechos con las condiciones aquí.

También afirmaron que fueron informados de la deducción de los costos de alquiler y alimentos, antes de llegar a Japón.

De acuerdo con estos empleados, Hung, quien trabajó y vivió con ellos, se aisló con los demás y no tuvo una actitud activa en el trabajo, así como en el aprendizaje del idioma japonés, para cumplir sus tareas.

El 1 de marzo, la compañía terminó el contrato con Hung y le envió un anuncio el 14 pasado.

Después de hablar con los trabajadores, representantes de la Embajada propusieron que la fábrica y la corporación Freesia House (empresa que da a alquiler las viviendas) mejoren las condiciones de vida para esos empleados.

La Embajada continuará trabajando con las partes concernientes para garantizar los intereses legítimos de los ciudadanos vietnamitas. – VNA