Ciudad Ho Chi Minh​  (VNA)- Un seminario internacional para discutir las cuestiones legales relativas al veredicto de la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya se efectuó hoy en Ciudad Ho Chi Minh, con la asistencia de más de 200 delegados nacionales y extranjeros.

Panorama de la cita (Fuente: VNA)


Un total de 20 oradores que son investigadores prestigiosos en los campos de política, leyes internacionales y el derecho del mar, procedentes de Rusia, Japón, Filipinas, Australia, Bélgica y Vietnam, también participaron al evento, organizado por la Universidad de Derecho de Ciudad Ho Chi Minh y la Asociación de Abogados de Vietnam.

En sus palabras de apertura, el rector de la Universidad de Derecho de Ciudad Ho Chi Minh y jefe del Comité Organizador, Mai Hong Quy, subrayó que los países en la región se han esforzado en resolver las disputas territoriales en el mar mediante vías diplomáticas, sobre base del imperio de la ley, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

Sin embargo, valoró que tales esfuerzos aún no han traído resultados esperados, y señaló que la solución de conflictos mediante la jurisdicción conforme a las disposiciones de UNCLOS y por los procedimientos de arbitraje establecidos según el Anexo VII de esta Convención es una opción necesaria y correcta, tanto para Vietnam como para otras naciones.

En el taller, los participantes intercambiaron para aclarar los mecanismos de UNCLOS para resolver litigios, especialmente normas sobre la solución de controversias mediante la jurisdicción y el desempeño de los procedimientos relativos.

Eruditos también centraron sus debates en caso de la demanda de Filipinas contra China en relación con la reclamación de Beijing sobre soberanía en el Mar del Este, el valor del veredicto emitido por PCA y la influencia del mencionado pleito en los países en la región y el mundo en las áreas de política, la libertad de navegación marítima y aérea y las relaciones internacionales.

El profesor Sonal Rodthwell, director del Departamento de Derecho de la Universidad Nacional de Australia, valoró que las medidas jurisdiccionales estipuladas en el Anexo VII de UNCLOS 1982 son adecuadas en el caso de Vietnam.

Sugirió al país indochino seguir de cerca los sucesos de la demandad filipina contra China para estudiar de manera de seguir solucionando controversias entre Manila y Beijing, con el fin de buscar una manera adecuada.

En un trabajo enviado al seminario, el doctor Tran Thang Long, de la Universidad de Derecho de Ciudad Ho Chi Minh, opinó que el dictamen de PCA ofrece a Vietnam sugerencias jurídicas y experiencias valiosas en el uso de mecanismo jurídico, y sirve de base para la aplicación de derechos soberanos y jurisdiccionales de Vietnam sobre las islas y áreas marítimas en el Mar del Este.

Compartiendo el punto de vista de Thang Long, el doctor Ngo Huu Phuoc, subdirector del Departamento de Derecho Internacional de la Universidad de Derecho de Ciudad Ho Chi Minh, recomendó que sólo deba presentar la demanda según los procedimientos estipulados en el Anexo VII de UNCLOS 1982 después de la aplicación fracasada de todas las medidas políticas- diplomáticas.

Por su parte, el profesor Carlyle Thayer de la Academia de Defensa de Australia expresó que es aún muy temprano valorar si la demanda filipina contra china es buen ejemplo para solucionar las disputas.

Con anterioridad, el portavoz de la cancillería vietnamita, Le Hai Binh, saludó el hecho de que el PCA haya dictaminado sobre la demanda de Filipinas contra China.

En un comunicado de prensa, reafirmó una vez más la postura coherente de Hanoi sobre ese caso, como fue mostrada plenamente en la Declaración de la Cancillería vietnamita del día 5 de diciembre de 2014 enviada a la PCA.

“Sobre ese espíritu, Vietnam apoya enérgicamente la solución de las disputas en el Mar del Este por medios pacíficos, incluido el proceso diplomático y jurídico, sin uso o amenaza de uso de la fuerza, conforme al derecho internacional, especialmente la UNCLOS, el mantenimiento de la paz y estabilidad en la zona, la seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en el Mar del Este, y el respeto al principio del imperio de la ley sobre las zonas marítimas y oceánicas”, dijo el vocero.

Al respecto, Vietnam sigue ratificando su soberanía sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa (Spratly), las aguas interiores y el mar territorial, los derechos soberanos y jurisdiccionales sobre la zona económica exclusiva y la plataforma continental, los cuales fueron definidos según la UNCLOS, así como todos los derechos e intereses legítimos del país en relación con las estructuras geográficas pertenecientes a Hoang Sa y Truong Sa, remarcó. – VNA