Ciudad Ho Chi Minh, 22 feb (VNA)- La disminución de la oferta de materias primas, el precio de camarón crudo más alto que el de exportación y la imposición de nuevas barreas técnicas en los mercados importadores son factores amenazantes para el cumplimiento de la meta de 3,4 mil millones de dólares de las ventas del rubro de Vietnam este año.

De acuerdo con Nguyen Van Nhiem, presidente de la Asociación de Camarón de My Thanh, en la provincia sureña de Soc Trang, el cultivo del crustáceo  enfrenta muchas dificultades debido al clima desfavorable en estos meses, mientras la demanda del mercado chino continúa creciendo, por lo que genera una escasez de materias primas.

Según algunas empresas exportadoras, el precio del camarón en el mercado doméstico es más alto que el de su oferta para las exportaciones, por lo cual el camarón vietnamita no puede competir con otros productos de la India, Ecuador y Tailandia.

A juicio de Tran Van Linh, presidente de la Junta Directiva de la empresa de productos acuícolas y comercio Thuan Phuoc, en la ciudad central de Da Nang, además del factor de demanda- oferta del mercado, el precio del camarón crudo aumenta también a raíz del alto costo de la producción en el país.

Agregó que alimentos, larvas y medicamentos ocupan hasta el 70 por ciento del total del costo de cada ciclo del cultivo.

Otro factor adverso es la imposición por parte de los mercados principales como la Unión Europea, Japón y Sudcorea de las barreras técnicas y comerciales.

A inicios del 2017, el gobierno australiano prohibió urgentemente la importación de camarones y camarones precocidos a causa de riesgo de infección del virus de la mancha blanca. Vietnam es uno de los mayores suministradores del rubro al país oceánico al ocupar el 30 por ciento del valor total de las importaciones.

La Asociación Nacional de Procesadores y Exportadores de Productos Acuícolas (VASEP), señaló que esa medida afecta gravemente a empresas vietnamitas, debido a que la mayoría de los lotes de camarones condimentados según el pedido del mercado australiano no se puede vender a otros.

Por su parte, el Ministerio de Pesca y Océano de Sudcorea anunció que realizará la cuarentena en los mariscos importados, incluido el camarón vietnamita.

En concreto, a partir del 1 de abril de este año, todos los productos acuáticos cultivados y naturales deben ser certificados para su importación a ese país.

Truong Dinh Hoe, secretario general de la VASEP, dijo que Sudcorea impulsará el control en cuanto a la calidad a los productos camaroneros a pesar de que las ventas vietnamitas disfrutan de impuesto cero en ese mercado después de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones.

Según expertos nacionales, en el contexto actual, el sector camaronero nacional debe desplegar sus mayores esfuerzos para alcanzar el objetivo de 3,4 mil millones de dólares este año y 10 mil millones en 2025.-VNA

VNA- ECO