Hanoi (VNA) - El Gobierno vietnamita se esforzará al máximo por aliviar por completo las secuelas de las bombas y minas remanentes de la pasada guerra, por la seguridad de la población y el desarrollo del país. 

Desactivación de bombas postguerras en Vietnam. Foto ilustrada (Fuente: VNA)

El viceministro de Defensa, coronel general Nguyen Chi Vinh, hizo la declaración al intervenir hoy aquí en la Conferencia de socios de desarrollo sobre la superación de las consecuencias de minas postguerras en Vietnam. 

A pesar de que la guerra terminó hace muchas décadas, señaló, las bombas y minas remanentes han quitado la vida de más de 50 mil personas y han herido a otras 60 mil, de ellas, la mayoría fue sostén de la familia o niños, la futura generación del país. 

Casi seis millones 100 mil hectáreas en Vietnam están aún contaminadas por artefactos explosivos, un territorio ocupa el 18,82 por ciento del superficie nacional, principalmente en la región central, agregó. 

Vietnam ha invertido una gran parte de capitales domésticos en las actividades de desactivación de bombas y de apoyo a las víctimas de esos materiales, y al mismo tiempo, ha aumentado la conciencia popular sobre las amenazas de las minas sin estallar, informó. 

Durante su proceso de remediación de las secuelas de ese mal, dijo, Vietnam también ha recibido ayuda eficaz de la comunidad internacional, convirtiéndolo en uno de los principales contenidos de la cooperación entre el país y socios tanto en la región como en el mundo. 

Durante la cita, los participantes intercambiaron experiencias e hicieron recomendaciones políticas sobre la superación de las consecuencias de bombas postguerras en Vietnam. 

También sugirieron el perfeccionamiento del sistema de gestión de datos de las víctimas de bombas en el territorio vietnamita. 

En esta ocasión, un mapa de presuntas áreas contaminadas de minas en Vietnam también fue presentada. – VNA