Washington, 29 abr (VNA) La Administración de Estados Unidos expresó su preocupación ante la posibilidad de que China continúe realizando actividades de construcción ilegal en el Mar del Este, provocando conflictos militares en esa zona. 

Además, llamó a Beijing a respetar el veredicto de la corte internacional sobre los asuntos del Mar del Este. 

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter (Fuente: AFP/VNA)

Al intervenir en una sesión del Congreso estadounidense la víspera, el secretario de Defensa, Ashton Carter, informó que Washington seguirá supervisando estrictamente esa posibilidad hasta el fin del año. 

China podría continuar realizando la construcción ilegal en el arrecife Scarborough (denominado Hoang Nam en vietnamita) al Norte del archipiélago de Truong Sa (Spartlys), que es reclamado por Filipinas por situarse en su Zona Especial Económica (ZEE), y a unos 200 kilómetros de la base militar filipina en la bahía de Subic, remarcó. 

Mientras tanto, en su intervención en la Cámara de Representantes de EE.UU. el mismo día, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, advirtió que China podrá perjudicar “gravemente” su fama si ignora el próximo veredicto de la Corte Permanente de Arbitraje en La Haya respecto al caso de disputa entre Beijing y Manila. 

Durante su comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, el diplomático afirmó que China ha ignorado los países vecinos y corre el riesgo de “provocar un conflicto e inestabilidad en la región”, a menos que Beijing cambie el actual método de acceso y clarifique las declaraciones de soberanía conforme a las leyes internacionales. 

Con anterioridad, el día 27, v arios congresistas estadounidenses urgieron a la Administración del presidente Barack Obama a aumentar el patrullaje en el Mar el Este para asegurar la navegación libre en esa zona marítima. 

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, destacó la posibilidad de efectuar cada semana o cada mes el patrullaje sobre la “libre navegación” en la zona de 12 millas náuticas alrededor de las islas artificiales construidas ilegalmente por China. 

Los legislativos estadounidenses propusieron un borrador de la ley “Iniciativa de Seguridad Marítima Asia-Pacífico” que pide a la Casa Blanca informar ante el Congreso sobre los planes de operación militar de libre navegación así como las actividades de China en el área marítima en disputa. 

Acerca de las acciones erróneas de China en el Mar del Este, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam, Le Hai Binh, declaró muchas veces: “Vietnam ratifica su soberanía indiscutible sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracels) y Truong Sa. La construcción, ampliación y cambio de la situación de Hoang Sa y la organización de las excursiones a ese archipiélago, a pesar de la preocupación de Vietnam y la comunidad internacional, viola seriamente la soberanía vietnamita. Esas acciones van en contra de la percepción común de los líderes de ambos países, del acuerdo sobre los principios básicos para dirigir la solución de las cuestiones marítimas Vietnam-China, además de perjudicar las relaciones bilaterales e infringir el derecho internacional y la Declaración sobre la Conducta de las Partes Concernientes en el Mar del Este firmada en 2002 entre China y ASEAN, causando la tensión en el Mar del Este.” 

Vietnam rechazó enérgicamente las mencionadas acciones de China y le pidió poner fin inmediatamente y evitar las acciones similares, respetar a la soberanía vietnamita y las leyes internacionales y contribuir el desarrollo de las relaciones de amistad entre ambos países y el mantenimiento de la paz y estabilidad en el Mar del Este, enfatizó. 

Los países dentro y fuera de la región tienen responsabilidad de hacer aportes al mantenimiento y el fomento de la paz, estabilidad, seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en esa zona, sobre la base del respeto al derecho internacional, remarcó. –VNA