Manila (VNA)– Estados Unidos entregó a Filipinas cientos de ametralladoras, pistolas y lanzagranadas, que serán utilizadas contra los militantes islámicos que luchan contra las tropas gubernamentales en la ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao, en el sur del país.
Soldados filipinos en una campaña en Lanao Del Sur el 25 de mayo pasado (Fuente: VNA)

Las armas, incluyendo cuatro ametralladoras M134D, que son capaces de disparar miles de balas por minuto, 300 fusiles de asalto M4 y 100 lanzagranadas, fueron entregadas a Filipinas en una ceremonia en Manila.

Según la Embajada de Estados Unidos en Manila, los armamentos mejorarán la capacidad de los marines filipinos en su lucha contra el terrorismo y ayudarán a proteger a las tropas que participan activamente en las operaciones antiterrorismo en el sur del país.

El jefe de los marines de Filipinas, mayor general Emmanuel Salamat, corroboró que las tropas utilizarían las mencionadas armas en la batalla contra los militantes islámicos en la ciudad meridional de Marawi.

Los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y los terroristas durante las últimas dos semanas han dejado al menos 178 muertos.

En respuesta a la violencia, el presidente Rodrigo Duterte rápidamente declaró la ley marcial en la región meridional de Mindanao para neutralizar la creciente amenaza del autodenominado del Estado Islámico (EI)”.

Filipinas y Estados Unidos han sido durante décadas aliados cercanos, y están comprometidos por un tratado de defensa de 1951 a protegerse mutuamente si son atacados.

El país norteamericano es el mayor proveedor de armas de Filipinas. -VNA